Parlamento cubano aprueba comisión que discutirá Código de Familias

La nota de prensa divulgada hoy en medios oficiales no especifica si este anuncio implica un cambio del cronograma, pues el propio gobierno cubano había pospuesto la discusión hasta 2023, debido a la pandemia.
Código-Familia
 

Reproduce este artículo

La Asamblea Nacional de Cuba aprobó la propuesta de integrantes de la comisión que presentará el anteproyecto del Código de Familias, una medida largamente esperada y pospuesta por el gobierno cubano.

El anuncio lo dio a conocer el Legislativo que, en principio, es el máximo poder político de la isla, en una nota de prensa que divulgaron medios oficiales donde aparecen otras resoluciones.

“La comisión, que dará continuidad a la labor desarrollada durante casi dos años en diferentes versiones del referido anteproyecto, está integrada por diputados, representantes de organizaciones de masas y sociales, especialistas y profesores expertos en estos temas”.

“Como se expresó en la sesión de diciembre del pasado año de la Asamblea Nacional del Poder Popular, la Política está aprobada y la comisión ampliará el proceso de estudios y de consulta realizados para hacer efectiva la preceptiva constitucional”, agrega la nota de prensa, sin ofrecer mayores detalles.

El Código de Familias estaba previsto para discutirse en marzo de 2021, pero las autoridades cubanas habían anunciado en diciembre de 2020 que retrasarían la discusión de algunos proyectos hasta 2023 por la pandemia. La nota de prensa no especifica si este anuncio implica un nuevo cambio del cronograma, es decir, un adelanto, o si se mantiene la fecha prevista de aquí a dos años.

Entonces, el ministro de Justicia, Oscar Manuel Silvera Martínez, dijo que se requería “de un mayor tiempo para profundizar en conceptos e instituciones jurídicas que permitan dotarnos de un código imprescindible en el contexto actual y acorde con la perspectiva de la sociedad cubana”.

El proyecto del cronograma legislativo presentado en la Asamblea Nacional del Poder Popular en diciembre de 2019 especificaba que el documento se sometería a conocimiento de los diputados este año, para luego iniciar el proceso de consulta popular y, finalmente, proponer la aprobación definitiva en diciembre de ese mismo año por los parlamentarios.

Tras dicha aprobación, el Código deberá ser ratificado en un referendo, cuya fecha deberá programarse en la misma sesión ordinaria de la Asamblea en que se avale.

Al menos en el papel, el objetivo del nuevo Código de Familia será unificar la protección a las diversas formas de la organización de las familias cubanas, así como reconocer el matrimonio y la unión de hecho entre dos personas.

El anteproyecto de la actual constitución, aprobada en referendo el 24 de febrero de 2019, contemplaba en su artículo 68 que el matrimonio era la unión libre entre dos personas. No especificaba sexo, lo cual abría la puerta al matrimonio igualitario en la isla.

Durante el proceso de consulta popular, el artículo sobre el matrimonio fue uno de los que más polémica generó. De hecho, fue objeto de una feroz campaña propagandística por parte de iglesias y organizaciones evangélicas que se opusieron abiertamente a la posibilidad de que personas del mismo sexo contrajeran legalmente una relación conyugal.

El gobierno ya había postergado una vez la discusión del nuevo Código debido a las pasiones que engendra. Es posible que este nuevo cambio esté relacionado con el coronavirus, como dicen.

Sin embargo, en abril de 2021 —un mes después de la fecha originalmente acordada para el debate en el Parlamento— está planificado el nuevo Congreso del Partido Comunista, época durante la que el régimen prefiere las discusiones controladas y un clima de tranquilidad.