OCDH condena agresión de ministro castrista contra manifestantes pacíficos

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos condena la agresión del ministro de Cultura de Cuba contra manifestantes pacíficos en La Habana y propone sanciones a la Unión Europea y Estados Unidos
OCDH condena agresión de ministro castrista, Alpidio Alonso
 

Reproduce este artículo

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) condenó este miércoles 27 de enero la agresión pública del ministro de Cultura de Cuba, Alpidio Alonso Grau, contra artistas y periodistas independientes que se manifestaban pacíficamente frente a la sede de esta institución en La Habana.

La actuación represiva del ministro Alonso y el viceministros Fernando Rojas Gutiérrez, entre otros funcionarios, fue transmitida en directo por las redes sociales y quedó registrada. Uno de los agredidos fue Mauricio Mendoza, reportero independiente que trabaja para Diario de Cuba. Luego la turba gubernamental, compuesta por trabajadores del ministerio de cultura,  se lanzó contra el resto de los manifestantes.

Ante las violentas y vergonzosas actuaciones del ministro de Cultura Alpidio Alonso Grau y sus viceministros, impropias de cualquier funcionario público, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos recomienda a la Unión Europea, de manera urgente, lo siguiente: -de acuerdo a una nota de prensa enviada a nuestra redacción-

 1. Prohibición de entrada al  espacio Schengen de los señores Alpidio Alonso Grau y Fernando Rojas Gutiérrez.

2.  Que los citados funcionarios cubanos sean sancionados según el nuevo régimen global de sanciones en materia de derechos humanos de la Unión Europea.

3.  Exclusión de Alpidio Alonso Grau y Fernando Rojas Gutiérrez de cualquier proceso de diálogo bilateral entre el Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) y su representación en Cuba con el Gobierno cubano.

 Igualmente, el OCDH recomienda al Departamento de Estado de Estados Unidos:

 1.  Sanciones públicas contra los señores Alpidio Alonso Grau y Fernando Rojas Gutiérrez por su participación directa en actos violentos y que atentan contra los derechos humanos de intelectuales y artistas en Cuba.

"En un país normal, el señor Alonso Grau tendría que haber dimitido. Las imágenes del ministro agrediendo físicamente a personas que se manifiestan pacíficamente en un espacio público, es una muestra más de la intolerancia de los funcionarios del régimen cubano.  Este gobierno que interrumpe el servicio de internet, para ocultar sus tropelías, es el mismo gobierno que ocupa un asiento en el Consejo de Derechos Humanos",  afirmó Alejandro González Raga, director ejecutivo del OCDH.