¡No más destierros! Cubanos exigen al régimen el derecho a retornar

La petición ¡Cuba, no más destierros!, fue creada en la plataforma change.org, tras la negativa del régimen cubano de permitir entrar a su país a la joven periodista Karla Pérez González
Periodista cubana Karla Pérez obligada al destierro por el régimen castrista. Foto/Facebook
 

Reproduce este artículo

La petición ¡Cuba, no más destierros!, fue creada este miércoles 19 de marzo en la plataforma change.org, tras la negativa del régimen cubano de permitir entrar a su país a la joven periodista Karla Pérez González.

En la solicitud, dirigida al presidente Miguel Díaz-Canel, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba y a la Organización de Naciones Unidas, se precisa: “En el Artículo 13 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, adoptada y proclamada por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas en diciembre de 1948 y aprobada por Cuba en esa misma fecha, se establece: 'Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado. Toda persona tiene derecho a salir de cualquier país, incluso el propio, y a regresar a su país'”.

“Este derecho se viola en Cuba desde la promulgación de la Ley número 989 en 1962, cuando los procesos migratorios pasaron a ser controlados por el Ministerio del Interior, y se identificó el acto de emigrar como 'traición a la patria', requiriendo un permiso de salida que solo fue eliminado con la reforma migratoria de 2013. La principal sanción por dicho delito era la pérdida de todas las propiedades en Cuba y el no retorno al país de aquellas personas cuya estancia en el extranjero superase el permiso concedido por las autoridades”, se describe en la petición que al momento de esta nota ya contaba con más de 200 firmas.

En la descripción de ¡Cuba, no más destierros!, se recalca además que el régimen cubano obliga “a pagar prórrogas los pasaporte con costos excesivos, el Ministerio del Interior aún hoy decide arbitrariamente, y por motivos ideológicos, cuáles cubanos pueden conservar su ciudadanía y cuáles pueden entrar y salir del país, como se demostró el 18 de marzo cuando un funcionario cubano le negó la entrada al país desde Panamá a la ciudadana cubana de 22 años Karla María Pérez (que estudiaba en Costa Rica tras ser expulsada por sus ideas políticas de la Universidad Central de Las Villas), condenándola al desamparo legal y a un destierro efectivo”.

“La ONU asegura que actualmente hay alrededor de 1.654.684 personas de nacionalidad cubana, fuera de sus fronteras (un 14% de la población). Muchos nos encontramos actualmente en una situación constante de precariedad y de violación de nuestros derechos humanos, solamente por disentir del gobierno entronizado desde 1959”, refiere la petición lanzada por la intelectual cubana Salomé García Bacallao.

Exigimos que nos sea restituido de manera incondicional e irrevocable el derecho a retornar a Cuba y a conservar nuestra ciudadanía, y que el Estado cubano garantice compensación por todo bien perdido o dañado en virtud de los principios del derecho internacional y de justicia restaurativa”, se advierte en la solicitud.

“Solicitamos el apoyo de la comunidad internacional y de los Estados Parte de las Naciones Unidas para elevar este reclamo a las más altas instancias e impulsar finalmente un proceso de reconciliación nacional”, concluye la petición.

Régimen cubano niega entrada a Cuba a periodista Karla Pérez

 

La periodista y editora de ADN Cuba, Karla María Pérez, quien quedó varada en Panamá luego de que las autoridades de la isla le impidieran entrar a su país, regresó a San José, Costa Rica, sobre las 10:00 p.m. de este jueves 18 de marzo, hora local, para pedir refugio político.

Tras concluir sus estudios en la Universidad Latina de Costa Rica, Pérez había planificado volver a la isla para reunirse con su familia y seguir realizando su labor de periodista, pero en el aeropuerto de Tocumen, —escala antes de aterrizar en La Habana—, en un audio enviado a los directivos de Copa Airlines un funcionario del régimen advirtió a la aerolínea que la joven de 22 años no podía regresar al país que la vio nacer.

  La prohibición no estaba relacionada con algún trámite mal hecho por Pérez: su pasaporte estaba en regla; llevaba el resultado negativo de una prueba PCR, como exigen las autoridades cubanas. En el audio, el funcionario subrayaba el carácter arbitrario de esa decisión injusta.

El gobierno cubano, a sabiendas de que tenía prohibida la entrada a la isla, igualmente le había hecho pagar el aislamiento en uno de los hoteles, donde pasaría el período de cuarentena requerido antes de ingresar plenamente en el país.

Karla Pérez ingresó a la nación centroamericana en mayo del 2017, después de una propuesta de El Mundo para realizar una pasantía permanente que le permitiría finalizar sus estudios universitarios, tras ser expulsada de la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas por colaborar con el blog del grupo disidente Somos+, aborrecido por el castrismo como cualquier otra organización contestataria. 

Jorge Luis Pérez Posada, padre de la periodista habló con ADN Cuba sobre la situación de su hija, a la que no la abrazan hace cuatro años. “Estamos aquí todos destrozados con la noticia de que Karla no pudo venir porque la pararon el vuelo en Panamá para venir a Cuba”, apenas puede decir a la cámara entre lágrimas.

“Se podrán imaginar toda la situación. Todo el mundo esperándola aquí, después de cuatro años lejos de nosotros. Pensamos que después de la expulsión de la Universidad, pensamos que no fueran capaces de hacer tanto (…) Cuatro años sin venir a Cuba, sin ver a su país, porque ella es cubana. Hacerle esto. Cuando la expulsan de la Universidad yo hablaba con la gente ahí, que como le iban a hacer eso a una niña de 18 años. Botarla, negarle sus derechos de estudio. Después de cuatro años vuelven a hacerle lo mismo. Han acabado con la vida de una persona, han acabado con su familia”, denunció el padre desde su hogar en Cienfuegos.