Muere una cubana por coronavirus, suman 124 desde el inicio de la pandemia
La Habana (19), Sancti Spíritus (12) y Pinar del Río (11), son las provincias con más incidencias este 16 de octubre.
 

Reproduce este artículo

Muchos aeropuertos en la isla reabrieron al tráfico aéreo desde ayer, pero este 16 de octubre, aunque las cifras no son de temer, el reporte diario del coronavirus muestra que la pandemia está lejos de ser controlada en Cuba.

Las autoridades sanitarias reportaron este 16 de octubre 56 nuevos casos de coronavirus y un fallecido, lo que eleva el total acumulado desde el inicio de la pandemia en la isla, en marzo pasado, a 6118 y 124 muertes.

El deceso se trata de una anciana de 74 años que residía en el municipio Marianao, provincia La Habana. Tenía antecedentes de insuficiencia venosa. Murió de un paro cardiaco

De acuerdo con el parte del Ministerio de Salud Pública (Minsap), se encuentran ingresados en hospitales para vigilancia clínica epidemiológica 2062 pacientes, de los cuales 681 son sospechosos de un eventual contagio y 290 son casos confirmados activos.

Los 56 casos son cubanos. Unos 43 fueron contactos de casos confirmados con anterioridad, tres con fuente de infección no precisada y 10 en el extranjero. Asimismo, unos 40 fueron asintomáticos al momento de realizarse la prueba. La Habana (19), Sancti Spíritus (12) y Pinar del Río (11), son las provincias con más incidencias. 

En un intento por oxigenar su depauperada economía, el régimen anunció que reabriría los aeropuertos a vuelos internacionales el 15 de octubre, excepto el de La Habana, que debe esperar hasta el 1 de noviembre. 

Sin embargo, no todas las provincias parecen estar preparadas para reabrir, como muestran las cifras de hoy. La víspera, Sancti Spíritus tuvo 23 casos nuevos de coronavirus, de un total de 27. Junto a La Habana y Ciego de Ávila, esa provincia estaba sometida a un régimen de aislamiento especial, pero ayer se supo que sus aeropuertos abrirían al tráfico aéreo este 15 de octubre.

Varias aerolíneas se adelantaron al anuncio y comenzaron a vender boletos desde sus páginas web. Copa, Condor, American, JetBlue, Aeroflot, entre otras son algunas que aterrizarán en la isla, incluso ya ofertan viajes directos a La Habana, a pesar de que todavía su aeropuerto permanece cerrado.

Los primeros días de octubre las autoridades decidieron relajar paulatinamente el toque de queda impuesto en La Habana desde inicios de septiembre para contener un peligroso rebrote. Asimismo, ya funciona el transporte público y los cines. El anuncio de la nueva etapa se produjo en una intervención pública del presidente Miguel Díaz-Canel y el primer ministro Manuel Marrero

En redes sociales, varios usuarios han criticado las medidas de reapertura y mostrado su desconfianza con la rápida disminución de cosas, la cual obedece, en opinión de varios, a una decisión política del régimen y no a una realidad epidemiológica.


Por otra parte, muchos padres cubanos están alarmados por el próximo inicio del curso escolar en medio de la pandemia y con la experiencia de un rebrote no hace mucho que disparó los reportes diarios de infectados en todo el país.

Yorsikelín Sánchez, presidenta nacional del Frente Feminista Mujeres por la Libertad y una de las promotoras de la campaña “Aulas Vacías”, lanzada a través de las redes sociales, habló con Radio Televisión Martí sobre las opiniones de padres con los que ha contactado.

La mayoría de las madres “no estamos de acuerdo con el reinicio de las clases en las aulas y lo catalogamos de locura”, aseguró la activista.

“A nivel internacional, con suficiente agua, con todas las condiciones creadas, desde una alimentación, hasta un baño higiénico, han tenido que cerrar”, precisó la activista que cuestiona: “¿Cómo en Cuba, que no hay ni un jabón para bañarse, va a haber una buena higiene en una escuela?”.

El régimen cubano anunció el reinicio de clases en la capital el 2 de noviembre, como parte de la desescalada que comenzó en octubre. 

A nivel mundial, los casos asciende a más de 38 millones y las muertes, a más de un millón. La Organización Mundial de la Salud identifica 185 países con la enfermedad.