Movimiento San Isidro llama a comunidad internacional para que exija respeto a los derechos humanos en Cuba
El movimiento San Isidro hizo un llamado “urgente” a la comunidad internacional para que exija al gobierno cubano respetar los derechos humanos, políticos y civiles de los habitantes de la isla
Movimiento San Isidro. Foto tomada de Facebook.
 

Reproduce este artículo

El movimiento San Isidro hizo un llamado “urgente” este martes a la comunidad internacional para que exija al gobierno cubano respetar los derechos humanos, políticos y civiles de los habitantes de la isla, más agraviados, según denuncia, en estos tiempos de pandemia.

“Hacemos un llamado urgente a las organizaciones internacionales de protección y defensa de los derechos humanos, a los gobiernos democráticos y a los organismos multilaterales que promueven la democracia y el Estado de Derecho para que a través de los medios conducentes requieran de las autoridades del gobierno cubano el respeto a los derechos humanos y su correspondiente accionar ante el COVID-19”, afirmó el movimiento en un comunicado oficial compartido en sus redes sociales.

La sociedad civil independiente cubana lucha por defender las libertades individuales y los derechos humanos. Activistas del campesinado, mujeres, periodistas, artistas, partidos políticos de oposición, juristas, influenciadores, han denunciado y exigido cambios estructurales, legales, políticos y económicos que garanticen el respeto a la disidencia e impulsen al país a salir de la miseria”, agregó el grupo en el documento.

San Isidro, que se define como “un movimiento de vanguardia con incidencia en la protección, promoción y defensa de los derechos civiles y culturales en la Cuba presente y futura”, hizo su reclamo a la comunidad internacional luego de denunciar y relatar la “detención arbitraria” de la que fue objeto recientemente Enix Berrio Sarda, intelectual cubano, jurista y economista, asesor y consultor jurídico del Movimiento. 

 

El viernes 1 de Mayo, narró el grupo, Berrio Sarda fue detenido arbitrariamente por “llevar una solicitud a la Asamblea Nacional del Poder Popular, derecho de petición establecido en la constitución vigente”.

La solicitud cuestionaba el contenido y alcance del Decreto Ley 370, “usado para intimidar y sancionar con altísimas multas a quienes se suman a un esfuerzo común publicando en plataformas como Facebook, Instagram y/o Twitter la realidad durante la pandemia”. 

“Enix Berrio fue liberado 50 horas después. Su innecesario e ilegal confinamiento constituyen una violación a sus derechos humanos, y una exposición a su salud y a su vida en una grave situación sanitaria”, explicó el grupo en el comunicado, donde denuncia estos hechos, “que lamentablemente están siendo cometidos en contra de más cubanas y cubanos”.

“Hemos observado cómo el gobierno y sus órganos opresivos, amparándose en la excepcionalidad sanitaria, han aumentado la represión social, el despotismo en el trato policial y los abusos, cometiendo innumerables violaciones a los derechos humanos”, subrayó el grupo.

 

 

Entre los procederes de los órganos represivos del régimen cubano, enumeró “multas, amenazas, detenciones arbitrarias, hostigamientos y acoso, secuestros, estigmatización, obstaculización del acceso a la información, ciberataques, remoción de contenidos en línea y censura”.

También, “agresiones físicas y psicológicas, violencia sexual policial, actos de repudio, juicios políticos y juicios ejemplarizantes televisados, utilización de leyes y decretos arbitrarios que aniquilan la libertad de expresión”, todo lo cual, agregó el grupo en el comunicado, es “el contexto que diariamente enfrentamos”.