¿Qué es la tripofobia?, causas y tratamientos
Descubre qué es la tripofobia, qué causas la generan y cuáles son sus posibles tratamientos.
Panal de abejas
 

Reproduce este artículo

La tripofobia es una repugnancia o miedo a los grupos de pequeños agujeros o patrones muy juntos. Cuando las personas ven este tipo de grupos, suelen experimentar síntomas de rechazo, asco o miedo. 

Existe cierto debate entre los investigadores sobre si la tripofobia es una condición genuina. Los primeros informes de tripofobia se describieron por primera vez en un foro en línea en el 2005, sin embargo, no se reconoció como un diagnóstico distinto en la quinta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales de la Asociación Americana de Psiquiatría.

¿Qué es la tripofobia?

La tripofobia se suele describir como "el miedo a los agujeros", pero es importante tener en cuenta que también puede aplicarse a otras figuras geométricas o patrones de estas, que suelen estar muy agrupadas. 

Las imágenes suelen desencadenar síntomas como miedo, náuseas, picazón, sudoración, temblores e incluso ataques de pánico.

El miedo es un síntoma común, pero el asco a menudo se describe como la emoción abrumadora que las personas sienten con esta fobia. La tripofobia también tiende a ser muy visual.

En algunos objetos de la cotidianidad solemos encontrar esta agrupación de figuras geométricas, por ejemplo, en panales de abejas, fresas, semillas de loto, agujeros en la carne, ojos de insecto, esponjas de mar, entre otros.

¿Qué síntomas presentan?

  • Repulsión.
  • Miedo y/o ansiedad
  • Respiración rápida
  • Transpiración corporal
  • Náusea
  • Vómitos
  • Estrés 

 

¿Cuál es la causa de esta fobia?

Suele ser generada por asociaciones a animales peligrosos,  patógenos infecciosos o trastornos. 

La asociación a animales peligrosos es debido a que el inconsciente suele relacionar las figuras geométricas agrupadas con los patrones de piel y pelaje de algunos animales venenosos. 

La asociación con patógenos infecciosos se debe a que los patrones de las figuras geométricas agrupadas con los patógenos transmitidos por la piel provocan sentimientos de picazón y hormigueo en la piel al observar dichos patrones.

La asociación con trastornos es debido a que las personas con tripofobia también tienden a experimentar síntomas de ansiedad y depresión, lo que lleva a alteraciones funcionales en la vida diaria. 

¿Qué tratamientos existen?

No se ha demostrado que un tratamiento específico sea particularmente efectivo en el tratamiento de esta afección. Sin embargo, está:

La terapia de exposición, que implica exponer progresivamente a una persona frente a un objeto que le produzca miedo o alguno de los síntomas, con el fin de disminuir los síntomas con el tiempo.

La terapia cognitiva conductual (TCC), implica trabajar con un terapeuta para cambiar los pensamientos y comportamientos subyacentes que pueden contribuir a disminuir la fobia, ya que una de las razones por las cuales las personas experimentan síntomas es porque a menudo creen que hay algo inherentemente peligroso o amenazante sobre el objeto de miedo.

También están las diferentes técnicas de relajación que pueden ser útiles para reducir los sentimientos de asco, miedo o ansiedad. La observación, la respiración profunda y la relajación muscular progresiva son algunas estrategias que pueden ser útiles. 

La observación implica representar imágenes o situaciones relajantes. Una persona con tripofobia podría tratar de imaginar alguna situación agradable cada vez que encuentre algo cubierto con pequeños agujeros.

Existen medicamentos como antidepresivos o ansiolíticos, especialmente si el individuo también experimenta depresión o ansiedad. Estos pueden incluir inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), benzodiacepinas o betabloqueantes, que pueden ser utilizados sin una prescripción médica en algunos países.

 

Tags