Movimiento San Isidro convoca a silbar por la libertad de Cuba

Esta iniciativa propone silbar todos los días a las 9 p.m
Movimiento San Isidro convoca a silbar por la libertad de Cuba
 

Reproduce este artículo

El Movimiento San Isidro (MSI) convocó a partir de este martes a un silbido por la vida y la libertad de Cuba.

Esta iniciativa, realizada en conjunto con ADN Cuba y el MSI, propone silbar todos los días a las 9 p.m.

Como muestra el video promocional, se inspiraron en la película cubana "La vida es silbar" (1998), del director, Fernando Pérez, quien acompañó a los jóvenes artistas en la manifestación del pasado 27 de noviembre frente al Ministerio de Cultura (Mincult).

Este Movimiento tuvo gran repercusión internacional cuando en noviembre se atrincheró en su propia sede para, mediante una lectura de poesía, pedir la libertad del rapero, Denis Solís González, condenado a ocho meses de prisión por supuesto 'desacato'.

Ante las artimañas de la Seguridad del Estado para impedir la entrada de alimentos a dicha vivienda, nueve personas iniciaron huelgas de hambre y sed.

Diez días después, fuerzas del régimen irrumpieron violentamente el jueves pasado en la sede del MSI con el propósito de poner fin a la manifestación y arrestaron a los opositores. Horas después ese mismo día fueron puestos en libertad, pero se les impidió regresar a la sede de Damas 955, en La Habana Vieja.

El desalojo provocó una protesta de más de 300 artistas e intelectuales ante el Ministerio de Cultura a favor de más libertades y respeto a los movimientos opositores.

La protesta de San Isidro y el plantón ante el Mincult ha provocado revuelo en la comunidad cubana y la arena internacional. También reacciones del régimen, que organizó la víspera una acto paralelo con sus simpatizantes.

Hasta el momento organizaciones internacionales se han pronunciado contra estos actos, como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH); Artículo 19; Human Rights Watch, Cubalex y otros.

Actualmente varios de los atrincherados, ya en sus casas, continúan sufriendo grave represión: sitiados por la policía, con interrupciones al internet, y si intentan salir, son detenidos.