Miseria repartida: "una pieza" de carne de cerdo por hogar en la Isla de Pinos

El régimen vende carne pero no alcanza para todos, y los que tengan la suerte de comprarla tendrán que hacer malabares para sazonarla o acompañarla, porque tampoco hay mucho en los agros para esto
La miseria repartida: "una pieza" de carne de cerdo por hogar en la Isla de Pinos
 

Reproduce este artículo

Desde hace algunos días el régimen ha intentado bajarle presión a los caldeados ánimos del pueblo con la venta de carne de cerdo en el contexto de las fiestas decembrinas.

Pero como es sabido, este año la cría de cerdo se ha visto muy afectada por la falta de alimento, de ahí que por estos días, la administración de Miguel Díaz-Canel tenga una oferta muy limitada de ese producto.

Un ejemplo de esto es un artículo publicado este 28 de diciembre por el diario estatal Victoria, perteneciente al municipio especial Isla de la juventud, en el cual se presenta como si tratara de una gran hazaña, la venta de "una pieza" de carne de cerdo por hogar.

"La venta de carne de cerdo, el día 29, se controlará por la libreta de abastecimiento del 2020, recibiendo cada núcleo familiar una pieza, cuyos precios serán: lomo y pierna a 25 pesos la libra, la paleta a 24 y el costillar a 23", escribió el mencionado diario estatal.

El texto refiere además que la venta de este producto también se debe a las celebraciones que cada año hace el régimen para conmemorar la usurpación del poder político por parte de los hermanos Castro, y la imposición de su régimen totalitario, al que su propaganda insiste en llamar Revolución, a veces revolución socialista, pero que solo ha traído al pueblo cubano represión y miseria.

"Como parte de las festividades en ocasión del 62 aniversario del Triunfo de la Revolución y la llegada de un nuevo año en la Isla de la Juventud se comercializarán disímiles productos en la Isla de la Juventud con el propósito de garantizar el disfrute por parte de las familias pineras", alega Victoria, como si una pieza de carne pudiera garantizar felicidad alguna; cuando más servirá para preparar una cena. ¿O es que el disfrute de las familias cubana se logra con unas libras de carne?

Señala el medio castrista que "para asegurar mayor organización el Consejo de la Administración y las entidades competentes establecieron puntos de venta por los Consejos Populares existentes en la localidad", pero esta medida solo responde a la limitada disponibilidad de carne de cerdo que tiene el régimen, por lo cual está obligado a concentrar la distribución en la menor cantidad de establecimientos posibles, y tratar así de controlar su venta, evitar la corrupción y el acaparamiento.

Recomendaciones

 

Relacionados