Michael Kozak recordó el hundimiento del remolcador “13 de Marzo” y pidió la libertad para Cuba
El diplomático estadounidense rememoró en un Tuit compartido también por la Embajada de Estados Unidos en La Habana, uno de los crímenes más atroces del régimen dictatorial cubano: el hundimiento del remolcador “13 de Marzo”
Imagen de un acto de homenaje a las víctimas del Remolcador 13 de Marzo en Miami. (Twitter)

Michael G. Kozak, diplomático estadounidense que desde 2019 se desempeña como Subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, publicó este lunes un tuit donde rememora uno de los crímenes más atroces del régimen dictatorial cubano: el hundimiento del remolcador “13 de Marzo”, en el que perdieron la vida 41 personas, sin que hasta hoy haya habido justicia. 

“Hoy hace 26 años, un grupo de cubanos huyó de la opresión de los Castros en el remolcador 13 de Marzo. Los barcos del régimen cubano los persiguieron y embistieron para hundirlo, mientras rociaban a los que estaban a bordo con mangueras de agua a presión”, escribió en la red social el jefe de misión en la Sección de Intereses de los Estados Unidos en Cuba entre 1996 y 1999.

Kozak, añadió que “El 13 de Marzo se hundió, matando a 41 niños, mujeres y hombres. Otro acto triste y despreciable del régimen de Castro, que gobierna solo a través del miedo y la opresión”. Y compartió la etiqueta #FreeCubaNow. 

El tuit de Michael G. Kozak (negociador de los Tratados del Canal de Panamá durante las presidencias de Nixon, Ford y Carter), fue compartido en la cuenta de la Embajada de Estados Unidos en Cuba. 

En el crimen cometido, hace hoy 26 años, perdieron la vida 41 personas, incluidos al menos 10 niños de entre seis meses y 12 años de edad, pero que aún hoy está pendiente de justicia y por el que siguen sufriendo sobrevivientes y familiares de las víctimas mortales.

La dictadura cubana ha hecho todo lo posible por esconder las implicaciones criminales e inhumanas del suceso. Auxiliada por su aparato propagandístico y sus órganos represivos se empeña en hacer prevalecer al interior de la isla sus líneas de mensaje y su interpretación manipulada del hundimiento, así como en silenciar a todas las voces que han contradicho el discurso oficial.

El hecho

Era la madrugada del 13 de julio de 1994, uno de los años más agudos de la severa crisis económica en la que se sumió Cuba tras el colapso del socialismo en la Unión Soviética y Europa del Este, eufemísticamente llamada por el extinto Fidel Castro como Período Especial en tiempos de paz.

Muchos cubanos veían en el abandono de la isla por cualquier medio posible la única solución a su precaria existencia, por lo que 72 de ellos intentaron huir hacia Estados Unidos a bordo del remolcador "13 de Marzo". 

Desgraciadamente para ellos, lo que sería de por sí una travesía riesgosa por los peligros inherentes del mar, terminó siendo una catástrofe por el actuar premeditado de hombres guiados por impulsos –u órdenes- de venganza, frustración y castigo.

El “13 de Marzo” y sus aventureros tripulantes fueron interceptados y hundidos por los remolcadores Polargo 2, Polargo 3 y Polargo 5, según aseguraron algunos de los 31 sobrevivientes.

En testimonios recogidos por Radio Televisión Martí, varios de estos afirmaron que los tripulantes de los Polargos, enviados por el gobierno de Cuba, “fueron los causantes del hundimiento del "13 de Marzo", de la muerte por ahogamiento de decenas de civiles”, y de la negativa inicial de auxilio a los sobrevivientes que quedaron en el mar en medio de la noche y el oleaje.

Algunos murieron ahogados al inundarse la bodega del barco, otros fueron arrebatados por los potentes chorros o se escurrieron de los brazos de sus padres entre la negrura de la noche y el oleaje de un mar con fuerza 3 junto con el provocado por los agresores que hacían remolinos alrededor de los restos del provocado naufragio”, relató el periodista Rolando Cartaya en un artículo para el referido medio en 2016, a 22 años del siniestro.