Aseguran expertos que Miami es el nuevo epicentro de la pandemia
Una doctora especialista en enfermedades infecciosas, advirtió además que si los residentes del condado Miami-Dade continúan violando las medidas implementadas para frenar la propagación del coronavirus, podría registrarse un colapso en los hospitales
Aseguran expertos que Miami es el nuevo epicentro de la pandemia. Foto: EFE/EPA/CRISTOBAL HERRERA-ULASHKEVICH).

"Miami es ahora el epicentro del virus", aseguró Lilian M. Abbo, MD, especialista en enfermedades infecciosas del Sistema de Salud de la Universidad de Miami durante una videoconferencia a través de la plataforma Zoom, en la que también participó el alcalde, Carlos Giménez.

Otros expertos médicos también han alertado sobre la gravedad del coronavirus en el sur de Florida y sostienen que el estado no solo se ha convertido en epicentro de la pandemia en el país, sino que no dista demasiado de lo visto en la ciudad china de Wuhan a inicios de año.

Abbo añadió además “que si los residentes del condado Miami-Dade continúan violando las medidas implementadas para frenar la propagación del coronavirus, podría registrarse un colapso en los hospitales”.

Según un reporte de Amércia Tevé una preocupación similar manifestó también el alcalde del condado, Carlos Giménez, cuando este domingo fueron ocupadas 393 de las 418 camas disponibles en las unidades de cuidados intensivos, un 94%.

Los expertos y el alcalde tuvieron una reunión virtual minutos después de que la Florida anunciara 12,624 casos nuevos de COVID-19, un día después que estableciera un récord por encima de cualquier otro estado de la nación, con 15,300 casos en 24 horas.

Giménez fue duramente cuestionado recientemente por haber vuelto a cerrar los restaurantes, una decisión que avalaron profesionales médicos y científicos, muchos de los cuales consideran que no tendrían que haber abierto la economía tan rápidamente, ya que ante todo debe preservarse la vida de las personas.

Este lunes, el condado Miami-Dade reportó 3,269 casos de coronavirus, una cifra ligeramente inferior a la del domingo, cuando batió un nuevo récord con 3,576 positivos en un solo día. El total de casos asciende a 67,713 y 1,143 fallecidos.

En otro reporte de América Tevé, se sostiene que la reapertura económica se mantiene en suspenso en al menos 35 estados del país, ante el incremento de casos de coronavirus.

Florida, California, Texas y Arizona son los estados más afectados, no sólo por el aumento de contagios, sino también de las hospitalizaciones de pacientes con COVID-19. En California, en 31 de los 58 condados ordenaron el cierre de bares, operaciones de ciertas empresas como restaurantes, cines, saladas de juegos y museos, según la nota del canal local.

No obstante, el almirante Brett Giroir, quien forma parte del equipo de especialistas que monitorean el impacto de la pandemia en el país desde la Casa Blanca, asegura que a pesar del incremento de casos, no es necesario cerrar otra vez el país.

“No creo que debamos cerrar, al menos en la mayoría de los lugares del país. Nuestros modelos realmente muestran que si cierras los bares, donde hay mucha transmisión, si disminuyes la capacidad del restaurante a alrededor del 50 por ciento, que realmente se distancia físicamente si está en público, tenemos que tener alrededor del 95 por ciento de máscaras o cubiertas faciales. Si hacemos esas cosas simples, podemos lograr que nuestro valor R, ese valor de transmisibilidad por debajo de uno, lo que significa que el virus desaparece”.

Para el doctor Anthony Fauci, quien también forma parte del equipo de expertos de la Casa Blanca, la falta de precaución y una reapertura prematura han desencadenado el aumento de los casos.

Hasta este lunes, los casos de coronavirus en toda Estados Unidos suman 3,444,083, con 137,948 fallecidos y 1,534,925 personas recuperadas.

Ante este panorama, no solo el tema de la reapertura económica se mantiene en suspenso, también el reinicio de los colegios. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, el estado más afectado hasta el momento por pandemia, se refirió al caso.

“No vamos a utilizar a nuestros hijos como prueba de fuego y no vamos a poner a nuestros hijos en un lugar donde su salud esté en peligro. Es así de simple. El sentido común y la inteligencia aún pueden determinar lo que hacemos, incluso en este ambiente loco. No vamos a utilizar a nuestros hijos como conejillos de Indias”.