Médicos y pacientes cubanos denuncian déficit de medicamentos en la isla
El déficit de medicamentos cada vez se agudiza más en Cuba. Varios pacientes han denunciado la recurrente escasez y su angustiosa situación debido a sus padecimientos
Farmacia desabastecida en Cuba. Foto tomada de El Estornudo

En tiempos de pandemia, el déficit de medicamentos se ha agravado en el país. La interrupción de los viajes y los servicios de envíos, a causa de la crisis generada por el nuevo coronavirus, provocó el incremento de las ventas en el mercado negro y altos precios de los que más escasean.

Cubanos residentes en el exterior abastecían a sus familiares, pero al cortarse este flujo se ha generado un gran desabastecimiento que pone en peligro la estabilidad y salud de muchos pacientes.

En medio de la situación actual con la COVID-19, médicos y pacientes residentes en la isla ofrecieron testimonios a Radio Televisión Martí, que permiten acercarse a la complejidad del tema.

De "crítica" calificó la situación el doctor Roberto Serrano, que trabaja en el sistema de asistencia de salud en Songo La Maya, en la provincia de Santiago de Cuba. Aquí, según el especialista, la falta de productos médicos alcanza al sistema de hospitales y policlínicos donde se trata de resolver con lo que esté disponible, aunque no sea lo más efectivo.

"Faltan analgésicos, antiinflamatorios, relajantes musculares, antibióticos y antiparasitarios", detalló el doctor que no ve la forma en que la población pueda paliar la situación”, detalló Serrano.

En otra localidad de Songo La Maya, San Benito, reside el campesino Alcibiades Silva, quien sufrió la amputación de una de sus piernas en enero de 2018 debido a la diabetes.

Según narró Radio Televisión Martí, a Silva “hace dos semanas tuvieron que amputarle la otra pierna en el Hospital Clínico Quirúrgico Juan Bruno Zayas en Santiago de Cuba, donde las carencias son extremas”.

“Para las curas necesito gasas, pero no hay, y he tenido que comprar los analgésicos en el mercado negro”, comentó.

El traumatólogo Ramón Zamora, de la provincia de Holguín, la segunda más poblada de la isla, calificó de “precario el faltante de medicamentos básicos” en este territorio.

“Gran cantidad de personas están presentando problemas renales pero no hay el antibiótico requerido para ese tipo de dolencia”, apuntó el doctor holguinero.

Otra fuente de la ciudad de Las Tunas refirió a Radio-TV Martí que los antibióticos que necesita para su hijo, un paciente de cáncer, “solamente aparecen en las farmacias por divisas, donde los precios son muy altos” y fuera de su alcance.

Yolanda Carmenate, señaló además que su hijo presenta recurrentes infecciones. Añadió que “cada tableta que necesita valen 38.25 en moneda nacional y gracias a la ayuda de hermanos en el exilio que le enviaron las medicinas” ha podido hacer el plan indicado por el doctor.

En otra ciudad del país, Manzanillo, en la provincia de Granma, ocurre la misma crisis con los fármacos. El doctor Santiago Márquez Frías, precisó que “allí las personas hacen colas por días en espera de la llegada del medicamento que se distribuye una vez por semana, casi siempre incompleto.

Algunos de los medicamentos imprescindibles "hace más de un mes que no vienen a las farmacias", agregó Márquez Frías.

ADN Cuba publicó recientemente una nota donde donde varios ciudadanos cubanos también denuncian la escasez de medicamentos en el país y su angustiosa situación debido a sus padecimientos.

El faltante de fármacos en la isla se ha convertido en un problema que persiste durante años, así como, el deterioro de las instalaciones del sistema de salud y la máxima calidad en varios de los servicios médicos.