Prensa oficial cubana reconoce la carencia de medicamentos

El semanario Guerrillero, de Pinar del Río, ha publicado un artículo donde aborda la falta de medicamentos en la isla, y aconseja a los ciudadanos "a asumir una postura adecuada ante la compleja situación”.

El suplemento pinareño también hace un recuento de los fármacos “en falta” (antihipertensivos, antibióticos inyectables, analgésicos antipiréticos) antes de sugrir que los pacientes ingresados tendrán “alternativas de tratamiento”.

“Se solicita a la población no guardar medicamentos innecesarios en sus casas y no automedicarse”, insiste el periódico, poniendo el foco en los ciudadanos y no en las causas del desabastecimiento.

“Los médicos tienen indicaciones de hacer una prescripción racional, tomar en cuenta las dosis necesarias para cada paciente y no emitir recetas por complacencia”, dice el artículo, firmado por la periodista Heidy Pérez Barrera.

Según varios funcionarios entrevistados por la periodista oficialista, el excesivo consumo de algunos medicamentos populares como la aspirina, por ejemplo, es el principal causante de que “esté en falta” este fármaco.

Odalys Lorenzo Morejón, jefa del Departamento Provincial de Medicamentos y Tecnologías Médicas de la DPS, comentó que los cubanos tienen ya ciertos hábitos de automedicación respecto a fármacos que son denominados populares. Tal es el caso de la aspirina, la cual sí ha tenido irregularidades en el suministro y el consumo de este es excesivo a nivel de país”, precisó el rotativo.

“Las carencias de la provincia son las mismas que en todo el país, no hay diferencia”, concluye el artículo antes de sugerir que en el área de la medicina natural existen “alternativas que pueden suplir los productos genéricos, constituyendo una opción a la mano, con información oportuna en todos los consultorios del médico de la familia”.

Hace unos días, el también oficialista Periódico 26, de Las Tunas, reconoció la falta de al menos 86 medicamentos, incluidos algunos del llamado "tarjetón" (variante del racionamiento de medicinas), entre los cuales están el enalapril, el cartopril, la metildopa y la hidroclorotiazida. En esta provincia también escasean otros productos médicos, como las vénulas, el esparadrapo, jeringuillas y equipos de sueros.

Los datos revelados por el Ministerio de Salud Pública evidencian una situación generalizada de carestía con  faltantes nacionales de al menos 47 medicamentos.