Régimen produce más jamón y chorizo para vender en tiendas MLC

Mientras el pueblo sufre los estragos de la crisis alimentaria, el régimen continúa destinando parte importante de la producción nacional al mercado interno en moneda libremente convertible
Jamón y chorizo para vender solo en tiendas MLC. Foto: ACN
 

Reproduce este artículo

Mientras el pueblo sufre los estragos de la crisis alimentaria, el régimen destina parte importante de la producción nacional al mercado interno en moneda libremente convertible (MLC), la estrategia que les permite obtener dólares en efectivo a cambio de tarjetas magnéticas.

La Empacadora Raúl Cepero Bonilla, perteneciente a la Empresa Cárnica de la provincia de Camagüey, es una de las factorías de mayor capacidad dentro del sector en el territorio. Recientemente incrementó la elaboración de chorizo vela y jamón cocido, pero los alimentos irán a parar a tiendas MLC.

Cuenta de ello da un artículo publicado por el periódico estatal Adelante, donde se explica que estos productos estarán a la venta próximamente "en las unidades especializadas, pues en estos momentos se desarrolla el proceso de embalaje y etiquetado", según palabras de Milene Rodríguez Suárez, directora de la referida entidad.

Rodríguez dijo, además, que a la par de esta nueva línea de producción para quienes tengan dólares, la empresa continúa "con la fabricación de embutidos, croquetas y ahumados, así como la mortadella destinada a la canasta básica familiar normada". Reconoció, sobre los productos que se venden en pesos cubanos que, "ante la inestabilidad en el suministro o deficiente calidad de las materias primas para procesarla, el resultado final no es óptimo", algo que sin lugar a dudas no ocurrirá con los nuevos productos destinados a las tiendas en MLC, por lo importante que se ha vuelto ese mecanismo para la maltrecha economía del régimen.

Respecto a la mala calidad de las producciones que forman parte de la canasta básica normada, Milene refirió que esta "genera desfavorables estados de opinión en los consumidores, a lo cual se trata de responder implementando otras alternativas para mejorarla". Por el contrario, en los renglones que se han incorporado a la empresa para el mercado de captación de divisas, los trabajadores laboran con mira a que estos "tengan mejor aceptación dentro de las acciones comerciales", según la directiva.

Asimismo agregó en conversación con Adelante que, para aprovechar al máximo las materias primas, "cada día las faenas inician a las tres de la madrugada, en dos turnos de trabajo, con un total de 260 obreros vinculados directamente a la producción", pero señaló que no siempre esto es posible, porque en "ocasiones las fallas tecnológicas interfieren en las rutinas".

El contraste entre la mala calidad de los productos que la Empacadora Raúl Cepero destina a la canasta básica normada, y la buena calidad de los que van al mercado en MLC, delata sin mucho esfuerzo cuál es la prioridad para el castrismo: siempre dispuesto a sacrificar al pueblo, con tal de mantenerse en el poder.