Más de 6000 pacientes ingresados en Cuba para la “atención y vigilancia” de la COVID-19
Más de 6000 personas se encuentran ingresadas en Cuba para la “atención y vigilancia” de la COVID-19, según fuentes oficiales. De ese número general, más de 4000 “permanecen en centros de aislamiento para contactos de casos confirmados y viajeros que arriban al país”
Cubano con mascarilla sanitaria, sentado junto a un ícono de San Lázaro. Foto: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Más de 6000 personas se encuentran ingresadas en Cuba para la “atención y vigilancia” de la COVID-19, según fuentes oficiales.

En una reunión con la plana mayor del régimen, encabezada por el presidente designado Miguel Díaz-Canel y el primer ministro, Manuel Marrero Cruz, autoridades sanitarias detallaron que, de ese número general, más de 4000 “permanecen en centros de aislamiento para contactos de casos confirmados y viajeros que arriban al país”.

La semana anterior, ADN Cuba denunció las malas condiciones en que mantienen juntos a los cubanos enfermos y a los sospechosos de estar contagiados con el nuevo coronavirus, en uno de esos “centros de aislamiento”: el Hospital Provincial “León Cuervo Rubio”, de Pinar del Río.

Gracias al testimonio de una internada, mostramos en qué nivel de precariedad ella y sus compañeros de sala deben vivir la incertidumbre de estos días, con baños sucios y cestos desbordados de basura, duchas en estado lamentable y con moho en las paredes, así como escasa y pobre comida.

El ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, dijo en la reunión de este lunes que además de las más de 6000 ingresadas, unas 175 personas se mantienen “bajo seguimiento por la Atención Primaria de Salud”.

Aseguró que la situación con los eventos de transmisión local se mantiene “estable” con 11, ubicados en Villa Clara (1), en Artemisa (3) y en La Habana (7). Este lunes se confirmaron casos nuevos en el de la Constructora Militar de Primera y 70, en el capitalino municipio de Playa (acumula 28); en el Mariel, provincia Artemisa; y en Camajuaní, provincia Villa Clara.

En La Habana, que registra oficialmente unos 1911 casos desde que inició la pandemia, se desconoce la fuente de infección de nueve de los recientes contagios confirmados, informó el gobernador de La Habana, Reinaldo García Zapata.

El funcionario del régimen aseguró que han incrementado las capacidades de procesamiento de muestras PCR, “en cuatro laboratorios, más la incorporación del perteneciente al Hospital Naval, que nos permiten un incremento de mil muestras y pudiéramos tener una capacidad para La Habana de 4 124”.

Además, crearon siete nuevos centros de aislamiento que permitirán ingresar a 3900 personas, muy por encima de la capacidad de 2 397 que tenían anteriormente.

Artemisa, la provincia con mayor tasa de incidencia del país luego de la capital, el evento de transmisión de la Empresa de Construcción y Montaje de la Zona Especial de Desarrollo de Mariel, provocó una cadena de contagios que ha afectado los municipios Mariel, Artemisa y San Cristóbal. En el primero se mantienen 15 manzanas en cuarentena y en los otros dos se incrementaron las medidas de restricción, informaron dirigentes de ese territorio, según el periódico oficialista Granma.

Las autoridades sanitarias de Cuba confirmaron 48 casos nuevos de coronavirus y ningún fallecido al cierre del 16 de agosto, para un total de 3364. Unos 582 pacientes se mantienen ingresados con la enfermedad.

Los 48 diagnósticos son cubanos; de ellos, 39 fueron contactos de casos confirmados y nueve con fuente de infección “no precisada”, según el último informe del Ministerio de Salud Pública. El 35,4% (17) fueron asintomáticos.