Martha Beatriz Roque envía duro mensaje a la Unión Europea

La economista y ex prisionera política Martha Beatriz Roque emplazó a la Unión Europea a que, si pretende interceder ante el gobierno de EEUU a favor del régimen, que exija al castrismo que ponga fin a las restricciones que estableció contra los cubanos
Martha Beatriz Roque y Josep Borrell. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

La economista y ex prisionera política cubana Martha Beatriz Roque emplazó a la Unión Europea (UE) a que, si pretende interceder ante el gobierno de Estados Unidos a favor del régimen, que exija al castrismo que ponga fin a las restricciones económicas y de libertades civiles que estableció contra los cubanos.

“Si la Unión Europea va a mediar que lo haga también para que la dictadura ponga fin al embargo que le tiene a toda la sociedad cubana”, expresó la activista en Twitter.

“Antes d mediar con Biden, la Unión Europea debe explicar por qué el régimen recibe millones de subsidios si no cumple los requisitos sobre derechos humanos que son parte de sus acuerdos con la UE”, respondió al tuit el politólogo y activista exiliado Frank Calzón.

El “secretario de Estado Antony Blinken debe pedir explicaciones” a la Unión Europea, opinó Calzón.

Este jueves fue noticia que el responsable de las relaciones exteriores de la Unión Europea, Josep Borrell, pedirá a la administración Biden que retire al régimen de Cuba de la lista de Estados patrocinadores del terrorismo, donde la incluyó Trump antes de dejar la Casa Blanca.


En una carta dirigida al diputado Javier Moreno Sánchez, presidente de la Delegación Socialista Española en el Parlamento Europeo, el funcionario aseguró que próximamente se reuniría con Biden y solicitaría esa medida.

 

¿Borrell, embajador del régimen?

Según el representante de la UE, la decisión de Trump no tendría fundamento debido al rol “positivo” que jugó La Habana en las negociaciones de paz, entre el gobierno colombiano y las guerrillas de izquierda radical que lo combaten desde hace 70 años.

Uno de los argumentos de Washington para incluir al castrismo en la “lista negra” fue justamente su complicidad con esos grupos armados, sobre el entendido que los Castro daban cobijo a sus miembros y apoyo financiero. Tanto las FARC como el ELN son considerados por Washington grupos terroristas y narcotraficantes.

La llegada de la administración demócrata a la presidencia provocó esperanzas en distintos sectores de la clase política cubana, europea y estadounidense de un nuevo deshielo con La Habana.

Se esperaba que Biden, ex vicepresidente de Obama fuera por el camino de concesiones unilaterales al régimen cubano, pero todo parece indicar que no será así y el demócrata evitará caer en la fallida política.

Entrevistado por ADN Cuba, el abogado cubanoamericano Willy Allen aseguró que “Biden no es Obama. Biden tiene 47 años de experiencia lidiando con asuntos internacionales y tendrá a dos cabezas muy influyentes cerca que no tienen ninguna simpatía por el régimen cubano y saben cómo llevar estos temas”.

Por otra parte, el jefe del comité de Exteriores del Senado y cercano colaborador de Biden, Bob Menéndez, declaró  durante una entrevista con el periodista Juan Manuel Cao, reproducida por ADN Cuba, que el mandatario no seguiría el camino de concesiones unilaterales de Obama.

Cuando Cao preguntó al representante de New Jersey en la cámara alta si Biden seguiría la política de deshielo al estilo de Obama, este contestó: “por todos mis instintos y conversaciones, eso no es lo que va a pasar”.

Antes, también dijo: “Yo creo que hasta esos que están dentro de la administración, el cuerpo de Seguridad Nacional y el Departamento de Estado, entienden que el esfuerzo de Obama no rindió lo que esperaban”.