Su hijo “convulsiona desde hace semanas”: cubana exige transporte para atenderlo en La Habana

La cubana Lizandra Góngora denuncia que su hijo de 6 años de edad no puede atenderse con el neurólogo porque en Güira de Melena, provincia de Artemisa, no hay transporte para llevarlo al turno médico en La Habana
Madre cubana sin transporte para atender a niño en La Habana
 

Reproduce este artículo

La cubana Lizandra Góngora denuncia que su hijo de 6 años de edad no puede atenderse con el neurólogo porque en Güira de Melena, provincia de Artemisa, no hay transporte para llevarlo al turno médico en La Habana.

El pequeño lleva dos semanas con convulsiones, por lo que su madre consiguió con “hermanos de la oposición” que están en el exilio, un turno con neurólogo en la capital del país, pero tiene ante sí el obstáculo que supone viajar en medio de las restricciones por la pandemia del coronavirus.

En la tarde-noche de este lunes, Góngora hizo dos directas frente a instituciones estatales, que tienen que ver con las autorizaciones y facilidades para salir del municipio en un transporte.

“Estoy parada en frente del Policlínico de Güira de Melena, que es donde deberían darme el permiso para poder sacar al niño. Vine en busca del director que debía estar ahí hasta cierto horario, pero ya se había ido para su casa”, denunció.

Según esta madre cubana, el director municipal de transporte, “me dice que las ambulancias que pertenecen al Policlínico están rotas, que están haciendo todo lo posible por arreglarlas, para entonces que empiecen a funcionar”.

“[Para] la persona que se ponga grave, de urgencia, de muerte, las ambulancias en Güira de Melena están rotas, no hay transporte para sacarla”, añadió.

También le dijeron que “no hay capacidad en la guagua que entra y sale y los permisos que dan para otros transportes se acabaron”.

En situaciones así, lamenta Góngora, es cuando “uno se pregunta dónde está la potencia médica de Cuba, cuando no hay una ambulancia para trasladar a un niño hacia La Habana, a un [turno] neurológico”.

“Quiere decir que mi hijo sigue convulsionando, en la casa, hasta que aparezca un transporte pertinente, o un permiso para sacar a mi hijo” del pueblo.

El neurólogo los esperaba este martes, pero la madre no sabía como llegaría hasta La Habana: “No sé qué voy a hacer, estoy desesperada, porque no puedo esperar tantos días, no puedo meterme dos semanas más con mi hijo en la casa convulsionando”.

 

El mismo problema en todo el país

La falta de ambulancias o cualquier transporte para atenciones sanitarias, afecta a la población cubana en toda la isla.

A finales de abril, el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) denunció el caso de un anciano de 98 años, que en Guantánamo debió esperar al menos una hora para que lo recogiera una ambulancia y lo trasladaran al hospital.

Se trata de Eurípides Cobas Toirac, “gravemente enfermo del corazón y con cirrosis hepática”. El OCDH precisó en Twitter que el hecho ocurrió este mes de abril, en el poblado Bermejal, perteneciente a la oriental provincia de Guantánamo.

La organización difundió el caso como un ejemplo de violación de “derechos sociales”. En un pequeño clip de video, se ve a un grupo de vecinos que sostienen a Cobas Toirac en una sábana a manera de improvisada hamaca, sobre un camino de tierra, mientras esperan la llegada del vehículo.