Llevan a prisión en Santiago de Cuba al activista de Unpacu Pablo Moya Delá
Fue trasladado desde La Habana hacia la prisión Aguadores, en Santiago de Cuba, el opositor de 65 años de edad Pablo Moya Delá. El activista de la Unpacu y promotor de Cuba Decide, fue detenido en septiembre para contener una protesta que protagonizara pacíficamente, en la que exigía el cese de la represión y el abastecimiento en tiendas estatales
 

Reproduce este artículo

El lunes fue trasladado desde La Habana hacia la prisión Aguadores, en Santiago de Cuba, el opositor de 65 años de edad Pablo Moya Delá. Su hijo, Daineris Moya García, confirmó el encarcelamiento al diario independiente CubaNet y lo catalogó como una “dura noticia”.

“Desde horas tempranas estuve en la PNR [policía] para recibir información. El oficial de guardia muy enfadado me dijo: te he dicho tres veces que fue conducido a prisión. Reclamé por la mala forma y me sacaron del lugar”, contó a Katherine Mojena, colaboradora del citado medio.

A pesar de su avanzada edad y “algunas patologías”, Moya Delá sostuvo una huelga de hambre de 23 días luego de ser arrestado en la Virgen del Camino, en el capitalino municipio de San Miguel del Padrón, según CubaNet.

El activista de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) y promotor de Cuba Decide, fue detenido en septiembre y cortaron así una protesta que protagonizara pacíficamente, en la que exigía el cese de la represión y el abastecimiento en tiendas estatales de insumos de primera necesidad.

A Moya Delá lo mantuvieron varios días recluido en la Oncena Unidad de San Miguel, y luego lo trasladaron en huelga de hambre y en calidad de “ilegal”, hacia Santiago de Cuba.

Este jueves el líder la Unpacu, José Daniel Ferrer, confirmó a Diario de Cuba que Moya Delá está pendiente de juicio por un supuesto delito de evasión fiscal.

"Toda una larga historia manejada por la policía política para justificar la presión que han decidido imponerle por su manifestación en La Habana", señaló Ferrer García.

Según el relato en CubaNet hecho por Katherine Mojena, también integrante de la Unpacu, el prisionero primero estuvo en los calabozos de la Tercera Unidad Policial de esa provincia, y posteriormente en La Territorial, estación ubicada en el municipio Palma Soriano.

“Al frente del caso estuvo el represor Norbelis, con número de chapilla 24471, quien me dijo que la culpa de que mi papá estuviese en prisión era de los tribunales, y, por supuesto, le contesté que los tribunales, la fiscalía y la PNR no dejaban de ser la misma cosa, todos en manos del régimen”, señaló Moya García.

Moya Delá ha realizado su “activismo pacífico” sobre todo en la capital, donde residía desde hace algunos años con su esposa.

En septiembre, la organización no gubernamental Prisoners Defender reportó seis nuevos presos políticos (138 en total). Tres de ellos pertenecen, como Moya Delá, a la Unpacu.

Prisoners Defenders precisa que, de los 138 condenados presentes en su lista, este mes de septiembre han incorporado "3 nuevos Convictos de Conciencia, 1 nuevo Condenado de Conciencia, a trabajo forzado sin internamiento, y 2 nuevos presos en la categoría de otros presos políticos".

Los primeros, detalla, son Xiomelys Padilla Bello (Movimiento Consenso Ciudadano y UNPACU), Manuel Santana Vega (MONR) y Onelvis Flores Hechavarría (UNPACU). El nuevo Condenado de Conciencia es Roilán Álvarez Rensoler (UNPACU). Y los dos últimos son Panter Rodríguez Baró y Yoel Prieto Tamayo (no afiliados a organización alguna, presuntamente miembros del grupo “Clandestinos”).