Las Tunas: comienza producción de mochilas para venta en MLC

El taller de Puerto Padre solo trabajó en 2021 para las FAR. A punto de terminar el año producen para venta en MLC. "La clase obrera no cobra en moneda extranjera", dijo un cubano
Obreros del Taller 115 “Celia Sánchez” de Puerto Padre, confeccionando mochilas
 

Reproduce este artículo

El Taller 115 “Celia Sánchez Manduley”, de propiedad estatal, comenzó en la provincia cubana de Las Tunas la confección de mochilas para la venta en tiendas de moneda libremente convertible (MLC).

Ubicado en el municipio de Puerto Padre, la entidad perteneciente a la “empresa estatal socialista” THABA, no produjo durante todo el 2021 para la venta al pueblo. A pocas semanas de terminar el año, el “Celia Sánchez” se puso en marcha para surtir establecimientos comerciales que expenden en tarjetas de divisas, algunos en La Habana.

“Desde el día primero [de noviembre] recibimos la materia prima y comenzamos con la confección de la Mochila 31 del 2021, para la venta en MLC. En el taller tenemos los recursos necesarios para noviembre y diciembre, con un plan para ambos meses de seis mil unidades de este modelo”, dijo Alicia Reyes Labrada, directora del taller, al oficialista Periódico 26.

Los materiales están incompletos, según dijo Reyes Labrada: “el material fundamental está para los seis mil ejemplares, no así otros elementos, como la espuma, que significaría una limitante”.

Por esa razón este mes solo podrán confeccionar 2 500 unidades. “Sin embargo, la materia prima se encuentra en La Habana, solo sería trasladarla a nuestro taller en el transcurso del mes”, añadió la ingeniera. La dirección de la entidad pretende alcanzar un ritmo productivo de 150 unidades por día.

“En este momento tenemos 20 cosedores y la confección de la mochila lleva 36 operaciones, lo cual conduce a que los trabajadores realicen diversos procesos. Aun así, el sábado entregamos 990 mochilas que fueron destinadas a la venta en La Habana, mientras el resto de la producción se comercializará en la provincia”, explicó Reyes Labrada al periódico del Partido Comunista en Las Tunas.

El medio de prensa oficialista añadió sin entrar en detalles que, durante parte del 2021, el taller de Puerto Padre estuvo “al servicio de la fabricación reservada a las Fuerzas Armadas Revolucionaras (FAR)”.

Las tiendas estatales que venden mediante tarjetas magnéticas de MLC son un mecanismo ideado por el gobierno para captar divisas (dólares y euros, principalmente), mientras mantiene desabastecidos casi todos los establecimientos que ofertan en pesos cubanos. Aunque en un principio se afirmó que sería una medida temporal, se han extendido a todo el país.

En los comentarios a la noticia del Periódico 26, varios cubanos criticaron la reanudación del trabajo en el taller para abastecer tiendas a las que pocos pueden acceder. “¿En MLC? ¿De veras? ¿Y los trabajadores cuándo compraremos mochilas para nuestros hijos, los que no tenemos MLC?”, dijo una internauta identificada como Wendy.

Según Víctor Manuel, “toda la producción no se debería destinar a la recaudación del MLC, la clase obrera no cobra en moneda extranjera y tenemos que pagar el triple del valor a los revendedores”.

“Lo primero que tienes que hacer con los ingresos que se captan por las ventas en MLC es reaprovisionar los mercados en MLC”, dijo a inicios de noviembre el ministro de Economía y Planificación, Alejandro Gil, a la emisora oficialista Radio Reloj, al responder una pregunta sobre la escasez de ofertas en pesos cubanos.