La economía está “sana”, asegura funcionario del régimen cubano

“Sana y salva la economía” es un titular del periodo oficial Trabajadores. Sería más coherente con la realidad leerlo con antónimos, como precisa la propaganda estatal: débil y dañada está la economía
Héctor Benítez Mora, secretario de la CTC
 

Reproduce este artículo

Desabastecimiento de alimentos esenciales y productos de aseo, decrecimiento de todos los indicadores de la economía nacional, cientos de negocios estatales y privados paralizados… esa es solo una parte de la realidad cubana actual. Sin embargo, en el periódico Trabajadores publicaron las declaraciones triunfales de un dirigente de la inservible Central de Trabajadores de Cuba (CTC), quien dijo que estaba “sana y salva la economía”.

No debiera asombrarnos, aunque siempre indigna la falta de ética y complicidad de la prensa de propaganda oficial, que repite sin más cualquier desatino que suelte un dirigente del régimen.

Las evidencias están a la vista: a mediados de marzo, mientras en el mundo crecía la alarma por la propagación del coronavirus, la agencia estatal Prensa Latina difundía el peligroso llamado de que “ratifican que Cuba es destino seguro para turistas pese a Covid-19”. El mensaje ofrecido por las autoridades del Ministerio de Turismo en la isla, causó la protesta en redes sociales de miles de ciudadanos que denunciaron el oportunismo del gobierno que antepone la economía a la salud de las personas.

Más de un mes después, el semanario Trabajadores vuelve a demostrar que la ignorancia y el servilismo es endémico del sistema de prensa estatal. Publicó, sin una línea que cuestionara tamaña aseveración, que el secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba en Ciego de Ávila considera un éxito la gestión económica en esa provincia durante el avance de la COVID-19.

Héctor Benítez Mora, cacique provincial de la única central sindical del país -cómplice del gobierno en cuanto abuso laboral suceda en la isla- dijo que “la vida es lo primero a salvar para que la economía esté sana como la de nuestro territorio que ha dado muestras estos días de buen estado de salud en el enfrentamiento a la COVID-19”.

El dirigente de robusta presencia, quien sin dudas no ve pasar sus días en largas colas para buscar alimentos, se refiere a los llamados oficiales a permanecer en casa, algo difícil para los cubanos que no saben si en unos días encontrarán suministros con los que pasar el aislamiento.

El jefe sindicalista celebró en Ciego de Ávila “el ahorro al Sistema Electroenergético Nacional de unas 100 mil toneladas de petróleo al año; de la inminente arrancada de la zafra en la mayor fábrica de azúcar avileña; el incremento de la producción y del suministro de productos del sector agropecuario, gracias a los dividendos en la cosecha de papa, plátano y otras viandas”.

Otro argumento de Benítez Mora sobre la “bonanza” económica de los avileños, es que el gobierno vendió de unas 20 mil barras de dulce de guayaba por semana y otros 13 alimentos industrializados, entre los que se incluyen la pasta de tomate y la salsa condimentada.

Esos son los indicadores que parecen ser suficientes para asegurar la “excelente” salud de la economía en aquel territorio.

El texto publicado en Trabajadores incluye, entre las declaraciones ofrecidas por Benítez, una hilarante cita: “En el aniversario 20 del Concepto de Revolución, definido por nuestro eterno líder Fidel Castro Ruz, defendemos valores al precio de cualquier sacrificio, por eso nos hemos propuesto el homenaje en los barrios a quienes están en la primera línea de combate contra la pandemia, visitar las familias de los internacionalistas, y a los 34 avileños integrantes del Contingente Henry Reeve que cumplen misiones en la actualidad, hemos propuesto que sean condecorados”.


Mientras la prensa nacional publica las mentiras de sus jefes, la población avileña denuncia en redes las largas colas y aglomeraciones que propician una eventual mayor propagación de la enfermedad. Cientos de habitantes en este territorio, como sucede en todo el país, deben salir a diario de sus casas a hacer enormes colas para intentar conseguir lo indispensable y sobrevivir día a día.

El periodista José Alemán Mesa, reportero del local de la oficial Agencia Cubana de Noticias, publicó en su perfil de Facebook, imágenes de las inmensas colas en Majagua, municipio de esta central provincia.

“El jabón y champú, el aceite y el detergente, hoy convoca más personas que un desfile. Pareciera confianza fusionada con necesidad, incluso con necedad. Consejo de Defensa Municipal, ¿dónde estás? Por favor, descentralicen las unidades”, cuestionó.

Pero no. Todo está “excelente” en las líneas de Trabajadores.