Karla Pérez agradece apoyo y solidaridad por su destierro

La joven periodista dijo sentir realmente que a la Cuba de muchos sí puede entrar y estar emocionada por todo el cariño que le han enviado
Karla Pérez agradece apoyo y solidaridad por su destierro
 

Reproduce este artículo

La periodista cubana Karla Pérez, impedida por el régimen de ingresar a Cuba el pasado jueves, agradeció todas las muestras de apoyo y solidaridad que ha recibido a raíz de su destierro, las cuales le hacen saber que no está sola.

“Llevo días de Apátrida, en ese lugar triste me han colocado a la fuerza. Pero no estoy sola”, escribió Pérez, editora y reportera de ADN Cuba, en su perfil de Facebook.

“Quiero agradecer primero a Costa Rica, el gran país que ha sido mi casa durante los últimos cuatro años y, sin ninguna obligación, ha realizado un enorme acto de humanidad. Quiero agradecerles a ustedes por sus mensajes, sus denuncias, su acompañamiento”, agregó.

Según dijo en su post, realmente siente que a la Cuba de muchos sí puede entrar, aunque no pudo abordar en Panamá el avión en el que volaría a la isla, por más reclamos que hizo.

“Leo todo el cariño que me han enviado y me emociona mucho. He tratado de responder a lo que puedo, pero continúo con muy pocas energías, los ojos me arden constantemente y ahora me concentro en obligarme a dormir y comer”, concluyó Pérez, hoy solicitante de refugio político en Costa Rica.

Un destierro explícitamente político

La negativa del régimen a que Pérez ingresase a Cuba constituyó un destierro explícitamente político y así lo demostró su propia Cancillería en la conferencia de prensa que dio el viernes para intentar justificar lo acontecido.

En su explicación, la directora de Comunicación e Imagen de la entidad, Yaira Jiménez Roig, recurrió a calificativos y aseveraciones relacionadas con la oposición política de Pérez al gobierno de la isla para explicar por qué se le impidió ingresar al país y en ningún momento refirió incumplimiento de algún requisito legal por parte de la joven.

“Esta ciudadana es emigrada cubana, con varios años fuera del país. Son conocidos sus estrechos vínculos con Eliecer Ávila y otros personeros. Ella es un instrumento, no es la primera vez que la utilizan en este tipo de tácticas para acciones fuera de la ley y desestabilizadoras contra Cuba”, afirmó la funcionaria, sin ofrecer prueba alguna.

“Ahora sencillamente pretenden reinstalarla en el país en función de propósitos subversivos. No fue casual su estancia en Costa Rica, donde hay elementos y grupos que mantienen relación con grupos violentos en Miami”, agregó.

Desde el punto de vista de Jiménez Roig y el sistema político al que representa –que niega su naturaleza dictatorial y gusta de definirse como una democracia-, negarle la entrada a una ciudadana cubana que no comulgue con el régimen es un acto de legítima defensa.

“En Cuba existen como en todos los países leyes migratorias, que establecen regulaciones en el marco legal y que rigen la acción de las autoridades migratorias. Tenemos el mismo derecho que cualquier otro país a defendernos”, aseveró, al tiempo que condenó la cobertura mediática al destierro, calificándola de un “show anticubano”.