Iniciativa de Aniplant y Zoonosis, ¿triunfo de los animalistas cubanos o estrategia para evitar más protestas?
La apertura de Zoonosis este lunes y su funcionamiento como refugio, al menos por un día, ha levantado suspicacias en muchos usuarios, que lo ven como una estrategia para opacar la protesta que fue convocada por animalistas
Protesta de animalistas en La Habana, en noviembre de 2019
 

Reproduce este artículo

La iniciativa comunicada este sábado 24 de octubre por la oficialista Asociación Cubana para la Protección de Animales y Plantas (Aniplant) de abrir la sede de Zoonosis ubicada en Arroyo Arenas, en el oeste habanero, para que los dueños recuperen a sus mascotas extraviadas que estén allí y otros puedan adoptar responsablemente a un animal, ha levantado las suspicacias de muchos animalistas y ciudadanos en redes sociales, que denuncian una burda estrategia del régimen para evitar auténticas manifestaciones y protestas en favor de los animales.

Aniplant les informa a todos los amantes de los animales que el Centro de Observación de Salud Pública ubicado en Arroyo Arenas, conocido como Zoonosis, el próximo lunes 26 de octubre le abrirá sus puertas a todo aquel “que desee recuperar a su animal en caso de que se le haya extraviado o desee adoptar de forma responsable algún animal, anunció la única organización en favor del bienestar animal reconocida por el régimen en su perfil de Facebook.

“Invitamos a participar a todo el que desee adoptar un animal. Recuerda compartir esta información para que llegue a más personas”, instó en su mensaje, el cual no ha resultado del agrado de muchos por cuanto supone, desde su perspectiva, un obvia maniobra para evitar manifestaciones y acciones como la convocada por la joven Beatriz Batista, activista por el bienestar animal en Cuba.

Este sábado, a través de su perfil personal en Facebook, Batista realizó “un llamado a los animalistas de La Habana”. En él pidió que se organizaran para el venidero lunes 26 de octubre “extraer a los perros que capturaron y que permanecen en condiciones inhumanas” en Zoonosis.

La joven indicó que se encontraba en la entrada de la sede de esa entidad en Arroyo Arenas. “La custodio que me atendió no me dejó pasar a tomarle fotos a los perros, ni tampoco me dio la cifra de cuántos son (supongo que 10 o más), ni el día en que los recogieron o los 'sacrificarán'”, precisó Batista.
  
“No me dejó sacar ni a un perro porque hoy es sábado y no se trabaja, por lo tanto, los animales que están en Zoonosis no comerán el fin de semana. Me dijo también que el lunes en la mañana puedo ir porque habrá personal para atenderme”, añadió.

La posible acogida del llamado de Batista, y no una auténtica voluntad de favorecer el bienestar animal y cambiar el programa y concepto de Zoonosis, como han pedido con fuerza desde 2019 los animalistas, es lo que para muchos ha motivado que Aniplant y Zoonosis decidan abrir su sede el lunes.

“Perversa estrategia para eludir la manifestación que se les venía encima el lunes. No se dejen engañar animalistas y protectores, es una jugada sucia”, comentó en el post de la entidad oficialista el usuario identificado como Oscar Antonio Monteagudo, mientras que Ada Soroa definió la acción como “una manipulación positiva para los animales y para ellos (el régimen y sus organizaciones), que se anotan una”.

Pese a la potencial argucia, otros han reconocido la iniciativa. “Muy bien, muy bien, al fin estamos tomando el camino correcto, eso es lo que debe hacer Zoonosis con sus estructuras, ponerlas en función de Refugios Estatales para que los animalitos sean adoptados de forma responsable”, comentó el usuario Kath Si Sa.

“Trabajar en conjunto para el bien de nuestros animalitos y de nuestra sociedad, un buen paso deseado y esperado por todos los animalistas, y aun más por esos inocentes que tanto sufren la indolencia del humano. Bravo, espero se concretice, sea fructífero y se lleve a toda Cuba”, agregó.

Batista y otras animalistas de la sociedad civil han denunciado en reiteradas ocasiones el maltrato al que Zoonosis somete a los animales extraviados, abandonados o sin dueños que saca de las calles.

“Desde hace más de un año se le avisó a todos los organismos y funcionarios encargados. Nos prometieron (entre tantas cosas) que no iban a capturar más a los animales, y se burlan de los Animalistas. Para concientizar, educar, salvar vidas no es un impedimento el bloqueo y la COVID. Esto no es mal trabajo, esto es asesinato de animales con estricnina. Zoonosis tiene que cambiar su concepto y programa”, argumentó este sábado en su convocatoria ante una usuario que pretendió restar responsabilidad al gobierno ante las malas prácticas de Zoonosis.