Activista convoca a rescatar animales en Zoonosis de La Habana
La joven activista Beatriz Batista hizo “un llamado a los grupos de protección animal, a los animalistas de La Habana, a que nos organicemos (lunes 26) para extraer a los perros que capturaron y que permanecen en condiciones inhumanas” en Zoonosis
Animalistas protestaron en La Habana en noviembre de 2019 (Tomada del perfil de Facebook de Beatriz Batista)
 

Reproduce este artículo

Beatriz Batista, activista por el bienestar animal en Cuba, a través de su perfil personal en Facebook realizó este sábado 24 de octubre, “un llamado a los animalistas de La Habana, a que nos organicemos (Lunes 26) para extraer a los perros que capturaron y que permanecen en condiciones inhumanas” en Zoonosis.

La joven indicó que se encontraba en la entrada de Zoonosis-Habana. “La custodio que me atendió no me dejó pasar a tomarle fotos a los perros, ni tampoco me dio la cifra de cuántos son (supongo que 10 o más), ni el día en que los recogieron o los 'sacrificarán'”, precisó Batista.  

“No me dejó sacar ni a un perro porque hoy es sábado y no se trabaja, por lo tanto los animales que están en Zoonosis no comerán el fin de semana. Me dijo también que el lunes en la mañana puedo ir porque habrá personal para atenderme”, añadió.

“Hago un llamado a los grupos de protección animal, (…) en la unión está la fuerza”, afirmó la también directora de la revista El Refugio.

La activista detalló que Zoonosis se encuentra en la calle 338 A y Avenida 51 en la Novia del mediodía (carretera que va a Punta Brava). “A las 9:30 - 10:00 am.”, acotó.

“Urgente: Hogares temporales y Adopciones”, escribió Batista junto a las siguientes etiquetas: #AbajoZoonosis, #CubaContraElMaltratoAnimal, #LeyDeProteccionAnimalEnCubaYa y #AdoptaCambiaUnaVida.

Su publicación desató disímiles reacciones de apoyo.

“Qué manera de seguir haciendo daño, Salud Pública debía ocuparse de la falta de higiene en los hospitales, de la cantidad de basura acumulada, que si bien es trabajo de Comunales puede enfermar a la población...no hay agua, no hay comida, nos desgastamos ayudando a los animales desamparados y luego vienen estos criminales mandados por los de arriba a masacrarlos. Abajo los métodos crueles de Zoonosis. Abajo Zoonosis”, condenó María Pérez.

Por su parte, Susana Marrero, opinó: “Nuestra sociedad, es una sociedad justa, hay que avisar a la presidencia, a los consejos populares, y denunciar el mal trabajo, la culpa de eso no es del Estado Cubano, mucho tiene ya con la COVID y el puñetero bloqueo, eso es mal trabajo, y el mal trabajo se denuncia (…)”. Su comentario fue confrontado por varios animalistas. La propia Beatriz Batista le respondió:

“Desde hace más de un año se le avisó a todos los organismos y funcionarios encargados. Nos prometieron (entre tantas cosas) que no iban a capturar más a los animales, y se burlan de los Animalistas. Para concientizar, educar, salvar vidas no es un impedimento el bloqueo y la COVID. Esto no es mal trabajo, esto es asesinato de animales con estricnina. Zoonosis tiene que cambiar su concepto y programa”.

En la primera manifestación independiente y de carácter no político autorizada en 60 años de revolución socialista, unos 500 cubanos marcharon el 7 de abril de 2019 en La Habana para reclamar una ley de protección animal.

Un año y medio después, el gobierno comunista, decidido a retomar la iniciativa de un movimiento que puede servir de paradigma en la lucha por otras demandas, aprobará en noviembre su primera legislación sobre bienestar animal, aunque con excepciones.

En tanto, hace apenas dos días atrás el animalista y rapero cubano, Omar Mena, fue arrestado arbitrariamente en Villa Clara cuando intentaba rescatar unos perros que Zoonosis sacó de las calles.

Así lo confirmó su esposa, la protectora de animales, Leidy Laura Hernández,ADN Cuba. El pasado miércoles día 21, los activistas fueron avisados de que el carro de Zoonosis estaba recogiendo perros en distintos puntos de Santa Clara, porque hoy se espera visita del gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel.

Las mascotas fueron llevadas -explica Hernández- a un sitio distinto del habitual, a unas perreras detrás de la Escuela de Ciencias Médicas de la provincia.

"Nos movilizamos por las redes sociales para que todo el que pudiera estuviera hoy a las 7 a.m allí en ese lugar para rescatarlos. Cuando nos despertamos en la mañana, que mi esposo intentó salir, dos agentes de la Seguridad del Estado le dijeron que no podía salir, y cuando yo les pregunté por qué, me dijeron que por esa cosa animalista que estaban haciendo y que no podíamos salir de la casa", añadió la joven santaclareña.

Explicó que Mena se fue por detrás de la casa y logró llegar al lugar donde estaban los perros, y al momento llegó la patrulla y se lo llevó sin darle explicación.