Abuso contra animales en Cuba es constante y ley de protección sigue ausente
Siempre se ha dicho que los caballos ven a los humanos como dioses. Sin embargo, maltratos como el de Colón, Matanzas, hacen que los caballos no tengan a quien adorar y sufran por los abusos de crueles personas, amparadas en la ausencia de la reclamada ley de protección animal
 

Reproduce este artículo

La anunciada ley de bienestar animal en Cuba, que se teme incumpla con varios de los reclamos de los animalistas de la isla, es una necesidad que se agiganta con cada día que pasa, pues las muestras de abuso y maltrato son constantes y parecen ir en ascenso, en número y gravedad, ante los aires de crisis y escasez que golpean a los cubanos, con todas las consecuencias sociales y culturales que ello tiene.

La más reciente muestra de abuso animal que se ha hecho viral en las redes sucedió en Colón, Matanzas, donde decenas de personas pusieron a competir a dos caballos de manera abusiva e inhumana. No se trató de una carrera de velocidad o de cualquier otra modalidad de equitación, sino de un verdadero despropósito, como consecuencia del cual uno de los equinos cayó al suelo de manera abrupta y probablemente sufrió daños.

Los asistentes a la improvisada y cruel justa presenciaron cómo los dueños de los dos caballos los pusieron a jalar sus respectivas carretas en sentido contrario, para ver cuál de los dos era más fuerte y lograba desplazar al otro.

Sin amor de ningún tipo por su animal, ese que de seguro les garantiza gran parte de su sustento diario, los dueños los forzaron a un ejercicio con muchos potenciales daños. Deprimente resulta, al ver las imágenes, comprobar el deterioro moral y cultural de muchos de los espectadores, que aupaban a los equinos como si de esclavos gladiadores en el coliseo romano se tratara.

Cruel competencia con caballos

Lamentablemente, esa es la vida que afrontan muchos animales de cría y mascotas en Cuba, ante la ausencia de una legislación fuerte que les proteja de seres que se suponen superiores, pero que muchas veces terminan siendo inhumanos y más peligrosos que cualquier depredador natural.

El video, subido a Facebook por el usuario Cristopher Gómez, se ha vuelto viral y ha generado centenares de reacciones y comentarios de desaprobación. 

“A pesar de que muchas personas se sacrifican, dan lo poco que tienen, ponen todo su empeño, tiempo, esfuerzo por el BIENESTAR ANIMAL EN CUBA, esto es lo que pasa en la cotidianidad de gran parte de la población cubana. IGNORANCIA-INHUMANO-INCULTURA-ASCO-REPUGNANCIA. ¡Es el nombre de esto! ¡LEY DE PROTECCIÓN ANIMAL YA!”, demandó Gómez en sus palabras de introducción al video, lo cual fue secundado por muchos.

“Qué asco de gente. Los que están montados, los que apuestan por el maltratado, todos los que lo permiten. A esos son los que tienen que meter presos a todos”, comentó el usuario identificado como Alfredo Suárez, mientras que Mary Ortegal alegó que es toda una vergüenza que cosas como esas ocurran en Cuba

¡Parecen salvajes!, sentenció la usuaria, un criterio compartido por la gran mayoría de los opinantes en la publicación del video. Según se dice tradicionalmente, los caballos ven a los humanos como dioses. Sin embargo, que decepción más lamentable la del equino caído al suelo y desplazado varios metros al comprobar que su dueño, al que podría adorar como un Dios, es un ser cruel que le maltrata y somete a actos dañinos.

Mientras hechos como este suceden con frecuencia, la ley de protección sigue ausente de la realidad cubana. Se ha anunciado y dicho que se trabaja en ella con un grupo integral de expertos, pero la exclusión de los animalistas de la formulación de la política, así como la continua tolerancia a hechos como el de Colón, presagian que el futuro de los animales en Cuba puede seguir siendo triste.