Imponen medidas más severas en La Habana por ola de contagios

El último informe del Minsap, este 10 de febrero, reportó 858 nuevos casos de coronavirus en la isla. La Habana (438 diagnósticos) y Guantánamo, con 171, son las provincias más afectadas.
Aislamiento-La Habana
 

Reproduce este artículo

Las autoridades de La Habana anunciaron restricciones aun más severas en la capital ante el aumento de los contagios por coronavirus, que este 10 de febrero llegaron a los 438 casos, según el último informe del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

Entre las medidas se encuentra la llamada “municipalización del comercio”, o limitación de compras a los residentes solo en las tiendas de sus municipios, similar a la implementada en septiembre pasado, anunció el Consejo de Defensa Provincial (CDP).

Las personas deberán mostrar su carnet de identidad o un autorizo, en caso de convivir en una demarcación diferente a la del documento de identidad, para adquirir productos en los establecimientos de CIMEX, Tiendas Caribe, TRIMAGEN y Caracol, los MAI y los Mercados Ideales.

Las tiendas en MLC, los Mercados Agropecuarios y otros no mencionados en la presente, se exceptúan de esta regulación, informó Tribuna de La Habana.

El presidente del CDP, Luis Antonio Torres Iríbar, recordó a los habaneros que, aunque se autoriza salir a trabajar, de compras y a turnos médicos, queda prohibido hacer estancia, o hacer ejercicios, en los espacios públicos, tanto de día como de noche.


“Necesitamos el aislamiento. El cierre en horario nocturno no tiene que ver con estar en parques, ni de día ni de noche”, subrayó el funcionario, según otro reporte del diario estatal.

Residentes en la capital han dicho a Radio Televisión Martí que las medidas de aislamiento como el toque de queda o la cuarentena en los barrios no son efectivas, pues se incumplen a menudo, a pesar de las elevadas multas con la que pueden ser castigados los infractores.

El último informe del Minsap, este 10 de febrero, reportó 858 nuevos casos de coronavirus en la isla, lo que aumenta la cifra total a 34 922 desde que se reportara el primer caso en marzo de 2020, hace casi un año.

La Habana (438 diagnósticos) y Guantánamo, con 171, son las provincias más afectadas. Se atienden en las terapias intensivas 67 pacientes confirmados, de ellos 31 críticos y 36 graves. Hoy fallecieron cinco personas, cuatro de ellas de la tercera edad, para un total de 249 muertes.

El tercer rebrote de COVID-19 en Cuba obligó a retroceder de fase epidemiológica a varias provincias y municipios, entre ellas la capital.

El régimen responsabilizó a los ciudadanos que han viajado y regresado del exterior del rebrote que padece el país desde mediados de noviembre, cuando decidió reabrir sus aeropuertos.

Si bien no ha emprendido un nuevo cierre de fronteras, decretó la reducción del número de vuelos diarios y amenaza a los cubanos residentes en el exterior con cuantiosas multas y sanciones en caso de que incumplan con las medidas sanitarias durante su estancia en la isla.

Asimismo, el 30 de enero decidió volver a la práctica de aislar durante días a todos los viajeros que arriben al país desde el exterior. Los cubanos residentes son confinados en centros de aislamiento hasta que se descarte su positividad o no a la enfermedad pandémica, mientras que los no residentes, los turistas y aquellos que regresen de viajes por motivos oficiales o profesionales son aislados en hoteles o sometidos a los protocolos aprobados por las carteras de Turismo, Comercio Exterior y Relaciones Exteriores, según corresponda por el motivo del viaje.

Redactado con información de Radio Martí y ADN Cuba.