Doctor Alexander Pupo: “Hay hambre en las calles, colas en las tiendas e ineptos dirigiendo”

Con un breve post en el que preguntó hasta cuándo habría que aguantar la penosa realidad de Cuba, el doctor Alexander Pupo volvió a incendiar las redes sociales y motivar el debate
Alexander Pupo
 

Reproduce este artículo

El joven médico cubano Alexander Raúl Pupo Casas, acosado por la Seguridad del Estado por disentir del régimen y privado de sus estudios de especialidad por el mismo motivo, volvió a encender el debate sobre la realidad cubana en su perfil de Facebook, donde se preguntó hasta cuándo los cubanos tendrían un país con hambre, colas y dirigentes incapaces.

Originario de la provincia de Holguín, Pupo Casas cursaba el primer año de la especialidad de Neurocirugía en el hospital provincial de Las Tunas hasta que fue víctima de discriminación y acoso laboral por sus publicaciones en redes sociales, ejerciendo su libertad de expresión.

“Hay hambre en las calles, colas en las tiendas e ineptos dirigiendo. ¿Hasta cuándo Cuba?”, fue el breve post del joven, que a fines de diciembre dejó de ser oficialmente médico residente.

Sin embargo, no por breve la publicación dejó de generar el mismo vendaval de comentarios y reacciones que otras más largas escritas por Pupo Casas han provocado. Hasta el momento, más de mil internautas han mostrado su aprobación o desaprobación con lo dicho por el galeno castigado por el régimen, mientras que más de 200 han querido comentar a partir de sus palabras.

“Es duro ver cómo hay tantas personas que se inmutan ante esta situación e incluso tienen la osadía de cuestionarnos por no estar de acuerdo a continuar soportando esa situación”, escribió Roland Rivero sobre lo dicho por Pupo Casas, mientras que la usuaria identificada como María Elena Sosa dijo que Cuba seguirá en las condiciones denunciadas hasta que “el pueblo se una y se canse de aguantar”.

A inicios de este mes, el joven holguinero criticó también el aumento de los precios en Cuba como parte del pretendido ordenamiento monetario y cambiario del régimen, especialmente de los medicamentos, y declaró que a partir de ahora se le hace más difícil al gobierno hablar de “salud gratuita”.

“Con el fin de las ‘gratuidades costosas’ y el aumento del precio de los medicamentos espero que a nadie se le vuelva a ocurrir decir ‘salud gratuita’, pues a pesar de que la atención médica sea gratis no creo que haya algún tipo de gratuidad en la descomunal y abusiva tarifa de los medicamentos en farmacias”, aseguró en Facebook.

Según el galeno, muchos pacientes se verán afectados por estos aumentos “abusivos”, ya que no podrán pagar los medicamentos necesarios para sus tratamientos, en especial quienes deben cumplir planes a largo plazo.

“Veremos cómo se ven afectados los pacientes más vulnerables a infecciones respiratorias, esos que dos o tres veces al año tienen que hacer ciclos de antibióticos, o esos otros que padecen de migraña o algún dolor crónico que los obliga a consumir analgésicos paulatinamente”, anticipó.