GAESA iluminada y el pueblo a oscuras

Usuarios en redes visibilizaron cómo, en pleno apagón generalizado en La Habana, una de las obras impulsadas en la capital por GAESA no sufrió afectaciones del fluido eléctrico. 
Torre del Vedado
 

Reproduce este artículo

Usuarios de las redes visibilizaron cómo, en pleno apagón generalizado en La Habana, una de las obras impulsadas en la capital por el Grupo de Administración Empresarial S.A. (Gaesa) no tuvo afectaciones del fluido eléctrico. 

“Cuando te hablen de bloqueo, enséñales esta foto: luz para el edificio de GAESA y oscuridad para el resto”, posteó en Facebook José Fontela Moreno.

 La publicación provocó molestias entre los usuarios, quienes resaltaron que en la noche de este jueves varios hospitales quedaron sin servicio eléctrico. 

“Hay que ser muy s****** para poner una planta eléctrica ahí y no en los hospitales. Pero se entiende, es preferible que se mueran unos perros a que te roben los materiales de construcción”, comentó con sarcasmo Ernesto García Fernández.

A su vez, Eblis Herrera Fabelo declaró que “la generación distribuida”, “el socialismo” y “la vergüenza por su pueblo” son algunas de las cosas que no funcionan en el país.

Este jueves, los habitantes de La Habana denunciaron un apagón casi total en la ciudad en horas de la noche. Según el régimen, habría ocurrido una avería en la línea de 110 KV.
 
“Se informa que se encuentran gran parte de los municipios de La Habana afectados sin servicio eléctrico, se investigan las causas, una vez que se conozcan se dará a conocer. Esta afectación del servicio eléctrico no tiene relación alguna con el déficit de energía y los apagones programados”, comunicó en su cuenta de Facebook la Empresa Eléctrica Nacional sobre las 9 de la noche.

Respecto a la edificación que quedó alumbrada, se conoce que el consorcio empresarial GAESA comenzó la construcción del hotel cinco estrellas en septiembre de 2018, en la céntrica calle 23 y K, en el Vedado, con capital ciento por ciento cubano.

Como se ha anunciado, este promete ser el edificio más alto de La Habana. Con su inauguración originalmente prevista para 2022, debe tener aproximadamente 42 pisos en 154 metros de altura y un total de 565 habitaciones.

Sin embargo, el pasado mes de junio el arquitecto cubano Rafael Muñoz, radicado en Berlin, catalogó la construcción de la torre en medio de El Vedado habanero como “un mal parto” que “ha empezado mal y no parece ir a mejor” pues se está erigiendo “al trozo modo”.