Promueven uso del carbón para cocinar en Cuba ante crisis de apagones

Autoridades de la provincia cubana de Pinar del Río ordenaron a trabajadores forestales del municipio Mantua que produjeran más carbón vegetal para vender a la población
Promueven uso del carbón para cocinar en Cuba ante crisis de apagones
 

Reproduce este artículo

Autoridades de la provincia cubana de Pinar del Río ordenaron a trabajadores forestales del municipio Mantua que produjeran más carbón vegetal para vender a la población, afectada por la peor crisis energética de las últimas décadas en Cuba.

Los prolongados apagones, que en los momentos más críticos de los últimos dos meses han sido de hasta más de 12 horas diarias, obligan a muchos cubanos a recurrir a métodos alternativos para cocinar y calentar sus alimentos, incluido el consumo de carbón vegetal.

A los forestales de Mantua les fue encargada la “misión” de garantizar el suministro para las cocinas de unas 6 000 familias, según un reporte del canal Tele Pinar. Cada jornada comienza temprano para estos hombres, que echan abajo árboles y preparan hornos de carbón para después venderlo, aunque el medio estatal no aclara a cuánto.

“Nos dieron la misión de tumbar madera para hacer carbón, que es con lo que se puede cocinar”, declaró un campesino al reportero oficial.

Otro carbonero dijo que “hay mucha gente quejándose de que no tienen con qué cocinar, el fluido [eléctrico] se va, entonces nosotros buscamos esas alternativas; los jefes se reunieron con nosotros y nos dijeron si podíamos hacer carbón para la población, y aquí estamos, a ver hasta dónde podemos llegar”.

Luego de dos semanas de trabajo de estos hombres, adentrándose en el monte con yuntas de bueyes, se produjeron los primeros 200 sacos de carbón, cifra que resulta insuficiente conrespecto a la demanda de la población de ese territorio.

Todavía queda otra ronda de extracción y los forestales continuarán talando árboles para obtener la madera necesaria para nuevos hornos, según el medio citado.

Para intentar aliviar la crisis, las autoridades acudieron a los mejores especialistas disponibles. Entre los obreros está Pablo Pimienta Castro, descrito como un “consagrado maestro” en la preparación de hornos.

“Soy carbonero desde hace 37 años y estoy propuesto para la medalla de Héroe del Trabajo. Yo quemo carbón para la población y para exportación”, declaró Pimienta Castro.

El carbón vegetal cubano se exporta a todo el mundo al menos desde 2005 y principalmente a países europeos. Según ADN América más de diez micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes) registradas recientemente pertenecen a la industria del carbón, un sector cuyos trabajadores pertenecen a Cooperativas de Crédito y Servicios (CCS), organizaciones que supuestamente son de propiedad y operación privadas. En cambio, un informe de la ASCE (siglas en inglés de la Asociación para el Estudio de la Economía Cubana) revela que “en realidad, las CCS están bajo la supervisión y el control del gobierno”.

Recientemente una anciana cubana se quejó en la televisión oficial del precio de un saco de carbón, que consideró muy elevado tomando en cuenta que lo vendieron en una feria agropecuaria organizada por las autoridades del municipio San Luis, de Santiago de Cuba.

“Mire, ahí llegó un saco de carbón, que ellos alegan que porque es de exportación, que se hizo una conversión a MLC [moneda libremente convertible]… Varias razones, pero lo cierto es que está muy caro: ¡300 pesos un saco de carbón!”, se lamentó la entrevistada por el canal Turquino TeVé.

Recomendaciones

 

Relacionados