Campesino agradece al castrismo por venderle tractor en 27 mil dólares

A Herminio Martínez, campesino residente en el municipio de Camajuaní, al parecer lo hacen “feliz” las cosas más insólitas del mundo. Por ejemplo, que el régimen cubano le obligue a pagar en efectivo, por un tractor, nada menos que 27 mil dólares
Herminio Martínez, el campesino "feliz" por comprarle tractor al castrismo. Foto: CMHW
 

Reproduce este artículo

A Herminio Martínez Gens, un campesino residente en el municipio de Camajuaní, provincia de Villa Clara, al parecer lo hacen “feliz” las cosas más insólitas del mundo. Por ejemplo, que el régimen cubano le obligue a pagar en efectivo, por un tractor, nada menos que 27 mil dólares.

El labrador, perteneciente a la Cooperativa de Créditos y Servicios “José Martí”, adquirió la maquinaria marca Belarus, este 10 de mayo, en la tienda de la Empresa de Suministros Agropecuarios de Santa Clara, informó la emisora estatal CMHW.

“Hoy soy el campesino más feliz de Cuba, he comprado un tractor para el servicio de mi finca, de mis dos hermanos y de todo el que lo necesite en la cooperativa o en cualquier otra del municipio”, dijo Martínez Gens al reportero oficialista Jesús Álvarez.

El vehículo de tracción delantera es nuevo, importado por la empresa del régimen desde Planta de Tractores de Minsk. El campesino cree que le debe al castrismo el hecho de poder comprar a tan exorbitante precio un tractor mediocre, que valdría mucho menos en cualquier lugar del mundo.

“Agradezco a la Revolución esa oportunidad. Y el tractor me servirá para incrementar la producción que tanto el pueblo necesita”, dijo Martínez, quien tiene muy alta estima de sí mismo, pues se presenta como “un gran productor de ganado genético y cultivos varios”.

Pero no es un simple campesino: estudió veterinaria y en los años 80 se desempeñó como “dirigente de la UJC”, el brazo “juvenil” del Partido Comunista de Cuba, y como tal uno de los principales obstáculos para el desarrollo del país en cualquier orden social.

Su lealtad al régimen al parecer ha sido recompensada, o al menos le garantiza que los funcionarios de la dictadura no se metan mucho en sus negocios. “Hoy tengo más de 60 hectáreas en usufructo y soy un ganadero que me dedico a la cría de cebú rojo. Mi rebaño de más de cien cabezas es una belleza”, dijo Martínez.

Esta persona afirma ser “productor de ganado genético” desde hace 28 años, y ha vendido 115 sementales en diferentes años.

Según el periodista de la radio provincial, está en oferta otro tractor “más pequeño que vale 17 mil dólares”. En la entrevista, el reportero oficialista y el campesino castrista se esfuerzan por aparentar que no hay problema alguno en la producción agropecuaria en la isla.

Herminio Martínez dice que “la Revolución está dando nuevas ofertas y posibilidades a los campesinos y eliminando trabas que todo eso favorece la producción”, y termina pidiendo “producir más todavía” de lo que piden los dirigentes del régimen, como si no fuera el mismo gobierno el que limita a los emprendedores y decomisa producciones.

 

Tractores “de lujo”

Desde finales del 2020 el Grupo Empresarial de Logística del Ministerio de la Agricultura de Cuba (Gelma) que se encarga de la venta mayorista de equipos para el fomento de la agricultura en la isla, vende lo que parecería “tractores de lujo”, por sus precios escandalosos.

“(…) que alguien me explique a qué se debe la diferencia tan abismal de precio entre dos tractores de igual potencia. Un tractor en 23,111.30 MLC [moneda libremente convertible] me parece ABUSIVO. ¿De qué forma se puede avanzar, si el precio de las importaciones va a ser prácticamente prohibitivo?”, denunció en su cuenta de Twitter el usuario Yunior González.

Realizó una comparación, entre dos tractores, uno que vende el grupo Gelma, al precio antes mencionado, y otro de la compañía china AliExpress que, con la misma potencia, cuesta apenas 5400 dólares.

El prestigioso economista cubano, Pedro Monreal, dejó un comentario sobre los precios exagerados de Gelma: “Así no se avanza de ninguna manera”.

“Esta es la misma historia de la venta de carros usados a $200 mil USD llevada a los tractores e insumos agrícolas. Están jugando al capitalismo con reglas comunistas”, señaló el usuario Francisco Paz.