Etecsa felicita a los cubanos por el Año Nuevo, pero no baja los precios

Los clientes de ETECSA se merecen un feliz año nuevo, pero es poco probable que vean con buenos ojos que ese deseo venga de una compañía que no los respeta y los explota descaradamente
Etecsa felicita a clientes por Año Nuevo pero no baja los precios
 

Reproduce este artículo

La Empresa de Telecomunicaciones de Cuba S.A. (ETECSA), a través de su vicepresidente de Operaciones de Red, Lidia E. Hidalgo Rodríguez, decidió felicitar a sus clientes por el Año Nuevo, a pesar de no tener durante el 2020 ningún respeto por ellos.

Recordemos que el monopolio estatal ETECSA, además de "ofrecer" unos servicios de pésima calidad, está entre las compañías telefónicas con las tarifas más caras del mundo, y eso sin tener en cuenta lo alejadas que están del salario minino.

El mensaje del monopolio cubano publicado por Lidia E. Hidalgo este 30 de diciembre en su cuenta en la red social Twitter dice: "Se acerca el próximo año 2021 y desde @ETECSA_Cuba les felicitamos, deseándoles éxitos y salud para los siguientes 365 días". Pero nada de mejoras en sus servicios, y mucho menos de bajar los precios.

Durante los dos últimos años un grupo considerable de clientes de ETECSA se ha mantenido exigiéndole mediante campañas en redes sociales principalmente, que baje los precios de los servicios internet, pero hasta ahora no han tenido respuesta, más allá de las excusas absurda a la que acostumbran los funcionarios del castrismo.


En Facebook, por ejemplo, hay un grupo que se llama "Etecsa baja los precios de internet", con más de 4600 miembros, creado con el objetivo de hacer que la empresa estatal escuche a sus clientes y cree ofertas más justa. Por su parte, constantemente son convocados tuitazos con la etiqueta #BajenLosPreciosDeInternet, a la que le suman #TarifaPlanaYa y #PreciosJustos.

Otro de los problemas de ETECSA con sus clientes, es que, respondiendo a los intereses del Departamento de Seguridad del Estado (DSE), constantemente está cortando el acceso a internet de activistas de la sociedad civil y opositores, y más recientemente a familiares de estos, como denunció a inicios de este mes la periodista independiente Iliana Hernández.

"Etecsa, en complicidad con la dictadura, quitó el servicio a mi mamá con una falsa denuncia de fraude para el Nauta Hogar y los datos móviles de su teléfono", escribió Iliana en sus redes sociales.

Asimismo entre los meses de octubre a diciembre ETECSA ha bloqueado el acceso a redes sociales como Facebook y Twitter, y a la plataforma de mensajería Telegram, para evitar que la sociedad civil coordine acciones prodemocráticas, o para permitir a la Seguridad del Estado realizar alguna operación represiva, y que no sea transmitida en vivo al mundo, como cuando el pasado 26 de noviembre agentes del DSE desalojaron por la fuerza al grupo de activistas que protestaban en la sede del Movimiento San Isidro exigiendo la liberación del joven rapero Denis Solís.

Los clientes de ETECSA sí se merecen un feliz año nuevo. Luego de 62 años de la dictadura más longeva de Occidente es lo menos que se les puede desear, pero es poco probable que vean con buenos ojos que ese deseo venga de parte de una compañía que no los respeta, y los explota descaradamente.