Boris González: el MINSAP es cómplice del secuestro de Otero

Desde el 2 de mayo, el artista se encuentra retenido en el hospital Calixto García, y la información disponible sobre su estado proviene del propio gobierno y sus familiares.
Otero-Hospital
 

Reproduce este artículo

El opositor cubano Boris González Arenas aseguró este 19 de mayo que las autoridades médicas son cómplices del secuestro de Luis Manuel Otero Alcántara en el hospital donde se encuentra internado desde el 2 de mayo.

“En Cuba el Ministerio de Salud Pública es cómplice del secuestro de Luis Manuel Otero desde el pasado 2 de mayo en el Hospital Calixto García, y José Ángel Portal Miranda, ministro de salud pública, es un verdugo”, declaró González.

Según el activista y disidente de 43 años, en la lucha contra Batista —dictador cubano de 1952 a 1959—, cuando los revolucionarios heridos eran perseguidos, buscaban llegar a los hospitales, porque una vez que inscribían su entrada la policía no se atrevía a sacarlos de allí.

“El Hospital Calixto García, por su ubicación en el centro de la ciudad, era uno de los que más heridos recibía. Eso era en los tiempos de Batista, el dictador contra el que luchó lo mejor de la juventud cubana, que jamás sospechó que ese mismo hospital podría devenir un sucio cuartel con la complacencia de las autoridades de salud”, agregó.

En el Calixto García, Otero supuestamente se recupera de los estragos causados por la huelga de hambre y sed que protagonizó para exigir respeto a su arte y el fin del cerco policial a su casa y sede del Movimiento San Isidro.

Durante el mediodía del domingo 2 de mayo, la prensa oficial divulgó imágenes de su ingreso —que no han sido revisadas por peritos independientes— y supuestos resultados de análisis médicos practicados al paciente, en franca violación a los principios éticos médicos.

Pocos días después también circuló en redes sociales otro video, en el cual Otero Alcántara conversaba con el médico que supuestamente lo atienda en el hospital Calixto García.

La huelga de hambre y sed del artista fue el detonante de protestas en varias ciudades de Occidente. EE. UU., la Unión Europea, y organizaciones defensoras de derechos humanos exigieron a La Habana que cesara el hostigamiento contra Otero Alcántara y atendiera sus reclamos.

No se sabe exactamente cuál es el estado de salud del artista luego de ser internado, aunque el video de ayer muestra a un Luis Manuel visiblemente recuperado y en mejor estado de salud.

Organizaciones opositoras y medios independientes permanecen a la expectativa, pues no sería la primera vez que un huelguista cubano muere mientras permanecía en instituciones de salud cubanas.

Orlando Zapata, el disidente cubano que murió tras 86 días en huelga de hambre en 2010, también recibió un tratamiento intravenoso similar en el hospital de Camagüey.