Administración Biden insta al régimen a tomar "medidas inmediatas" a favor de Otero

Julie Chung, subsecretaria interina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE.UU., transmitió la preocupación del gobierno estadounidense sobre el estado de salud de Luis Manuel Otero Alcántara
Luis Manuel Otero Alcántara durante su huelga de hambre en noviembre de 2020. MOVIMIENTO SAN ISIDRO/TWITTER
 

Reproduce este artículo

Julie Chung, subsecretaria interina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado de EE.UU., transmitió este 1ero de mayo la preocupación del gobierno estadounidense sobre el estado de salud del artivista cubano Luis Manuel Otero Alcántara, quien permanece en huelga de hambre y sed hace siete días, como protesta en contra de la represión del régimen castrista.

“Estados Unidos está sumamente preocupado por el bienestar del activista cubano Luis Manuel Otero Alcántara e insta al gobierno cubano a tomar medidas inmediatas para proteger su vida y su salud”, señaló en Twitter la funcionaria de la Administración Biden.

El pasado 30 de abril el gobierno de EE.UU. también se pronunció condenando la represión del régimen cubano contra el líder del Movimiento San Isidro (MSI). “Decenas de artistas, periodistas y activistas cubanos arrestados, vigilados o confinados en sus hogares para silenciar su apoyo a Luis Manuel Otero Alcántara”, se denunció a través del Buró de Democracia, Trabajo y Derechos Humanos, del Departamento de Estado.

En un tuit de esa entidad oficial, que a su vez fue compartido por la Embajada de EEUU en La Habana, el gobierno de Joe Biden deja claro que “Estados Unidos apoya a todos los que defienden las libertades de expresión y reunión en Cuba”.

La Presidenta de la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo, María Arena, también emitió una declaración sobre el continuo hostigamiento del régimen cubano contra el MSI y su coordinador general, Otero Alcántara, quien permanece en huelga de hambre y sed en protesta por el cerco de la policía política y la destrucción de sus obras.

“La libertad de expresión artística es un derecho fundamental que va de la mano con otros derechos y libertades fundamentales. Las restricciones que actualmente someten a miembros del Movimiento de San Isidro, incluido el señor Otero Alcántara, a repetidos arrestos, vigilancia exhaustiva y destrucción de propiedad por parte de las autoridades cubanas no solo perpetúan un mensaje negativo a nivel nacional, sino también internacional”, advirtió Arena en un comunicado publicado en la página web oficial del Parlamento.

La diputada belga del grupo Socialistas y Demócratas en el PE, instó al gobierno cubano a que “se asegure que la vida y la salud del señor Otero Alcántara no se vean amenazadas”. “Reitero mi llamado de noviembre pasado para que cese la intimidación y el hostigamiento al Movimiento de San Isidro y otros manifestantes pacíficos en Cuba. En cambio, el inicio de un diálogo significativo sería un paso en la dirección correcta hacia una reducción de la situación”, subrayó Arena.

“También aliento encarecidamente a las autoridades cubanas a que permitan a los diplomáticos de la Unión Europea visitar a Luis Manuel Otero Alcántara para garantizar su bienestar y seguridad”, añadió.

En tanto, la Embajada del Reino de los Países Bajos en Cuba, pidió que sean devueltas las obras que fueron incautadas arbitrariamente por la policía política del régimen cubano, al artivista Luis Manuel Otero Alcántara.

“Hace unas semanas la Embajada visitó al artista Luis Manuel Otero Alcántara en el barrio de San Isidro en La Habana, Cuba, para ver sus obras más recientes. Esperamos que muy pronto él y sus obras estén reunidos nuevamente”, publicó la sede diplomática en su página oficial en Twitter.

En la publicación se compartieron algunas imágenes de las recientes creaciones del coordinador del Movimiento San Isidro (MSI). Algunas de estas obras fueron destruidas y otras sacadas de la casa del joven artista, mientras agentes de la Seguridad del Estado allanaron su vivienda y lo detuvieron violentamente para interrumpir un performance que realizaba, titulado “Garrote vil”.

La vida del joven artivista cubano, Luis Manuel Otero Alcántara, peligra, tras siete días de haber iniciado su protesta. El joven continúa la huelga en su residencia (Damas #955, La Habana Vieja) rodeado de un cerco policial que impide la entrada para verlo.

Además del cese de la represión policial en su barrio, Otero exige la devolución de las obras que le fueron incautadas arbitrariamente, durante la invasión a su domicilio el pasado 16 de abril, y una disculpa pública del gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel.