Tras presión en redes, pacientes de VIH reciben atención médica

Usuarios en redes denuncian el estado de desprotección que tienen dos pacientes de VIH sida en el municipio capitalino del Cerro.
Tras presión en redes, pacientes de VIH reciben atención médica
 

Reproduce este artículo

Usuarios en redes denuncian el estado de desprotección que tienen dos pacientes de VIH sida en el municipio capitalino del Cerro.

"Jesús Manuel y Raúl son dos pacientes de VIH, que hoy necesitan atención médica y no han recibido ningún tipo de respuestas por parte de las autoridades de la "potencia médica". Miren las condiciones en las que viven cerca de Ayestarán y Boyeros" publicó el pasado martes en Twitter Yannis Estrada, activista por los Derechos Humanos y cofundador de la organización CubaSpaces.

La internauta Glenda Rancaño indicó en la citada red social que "gracias al escándalo y la inmediatez enseguida fueron a buscarlos en la ambulancia".

Bajo el resguardo institucional "los bañaron y les dieron comida en el hospital" y aseguró que "cuando fueron al lugar por la mañana estaba lleno de policías".

"Las denuncias funcionan, el escándalo. Que el mundo vea la mentira que vive el pueblo de Cuba muriendo lentamente sin insumos médicos ni comida", denunció Rancaño.

No obstante, aún se desconoce el destino que tendrán estos dos ciudadanos cubanos que vivían en condiciones deplorables y a la intemperie, pues no tienen dónde vivir y su situación, a juzgar por las fotos compartidas en redes, es muy precaria.

Cada día salen a luz nuevos casos sociales en Cuba que muestran un alto grado de vulnerabilidad, así como la desprotección del gobierno cubano, que tiene la responsabilidad de garantizar cuidados y protección a la sociedad.

En el municipio camagüeyano de Sibanicú, la ciudadana cubana Laine María Garrido Osorio pide ayuda para poder encontrar un techo bajo el que cobijarse junto a sus hijos.

Este martes, otra cubana pidió apoyo a la redacción de ADN Cuba para, igualmente, visibilizar el caso de su hija quien, pese a su condición de asmática crónica y de tener a su cargo a tres menores de edad de cinco, once y trece años, vive en pésimas condiciones.
 

Recomendaciones

 

Relacionados