Denuncian que trabajadores de Servicios Comunales matan perritos durante noches en La Habana
Una horrorosa práctica ha sido denunciada por varios cubanos. Presuntamente a cambio de dinero, trabajadores de la empresa estatal de Servicios Comunales en La Habana arrojan perros en un camión compactador de basura
Carro de comunales donde pretendían matar perros
 

Reproduce este artículo

Una horrorosa práctica ha sido denunciada por varios cubanos en las redes sociales. Presuntamente a cambio de dinero, trabajadores de la empresa estatal de Servicios Comunales en La Habana arrojan perros en un camión compactador de basura.

El tema lo destapó Duamy Frómeta, quien publicó este lunes en el grupo de Facebook Perritos Callejeros en Cuba (que cuenta con casi 23 mil miembros), imágenes de un hecho ocurrido en el municipio Marianao que felizmente no terminó con una horrorosa muerte para los animales.

“Mi madre ha impedido que dos perritos atados en un saco fueran triturados en este camión, ella vio como dos mujeres le entregaban un saco al [hombre] de la enguatada roja y al ver que el saco se movía comenzó a gritarles que lo desataran inmediatamente que iba a llamar al carro patrullero”, escribió Frómeta.

Según su relato, el trabajador de Comunales “con burla y tono desafiante” dijo a la señora que si quería que la metiera a ella también en el camión compactador.

“Mi madre le contestó como se merecía y le dijo que le iba a dar con un palo, el otro muchacho del chaleco reflectante fue quien ayudó a sacarlos del saco, él se encontraba dentro del camión y no sabía lo que estaba sucediendo”.

Duamy Frómeta asegura que “esto está aconteciendo en varios barrios y todo es previo pago”.

Añadió en su post que incluye fotografías de un vehículo de Comunales anaranjado, de un lote donados por Japón y con número 254: “Hago esta denuncia públicamente ya que en los centros pertinentes se ha puesto la queja y es como si nada. ¡Necesitamos Ley de Protección Animal en Cuba, YA!”

Su publicación, que provocó la indignación con los maltratadores y la solidaridad hacia los perritos, hasta el momento de redactar esta nota tenía más de 1300 reacciones y 660 veces compartidas, así como cientos de comentarios.

Respondiendo a una usuaria de Facebook, Frómeta explicó que “ya fueron denunciados con el número del carro que es el 254, una vecina fue quien tomó las fotos desde su balcón porque mi madre entre los nervios y agarrando a los perritos para que no los volvieran a coger imagínese, no hubo mucho tiempo, pero con el número del carro se hizo la queja [a la empresa] y ¡nadaaa! ¡Les dijeron que les iban a llamar la atención!”

Nogdalys Palma Vázquez reaccionó muy molesta: “Hijos de p... , gente así no merecen vivir… yo vivo en Marianao y quisiera estar al tanto, pero ellos siempre pasan de noche y es difícil ver, aunque estaré en vigilia , comparto para que se expanda el cruel actuar de esta gentuza”.

Duamy Frómeta coincidió en que “pasan de noche y se ponen a vigilar que no haya nadie”.

“Por suerte a mi madre le llamó la atención esas mujeres con ese saco y cuando vio que se movía… ¡ahí saltó la alarma! ¡Pero según leí en un comentario no es la primera vez que lo hacen estos mismos!”

La señora que impidió el crimen junto con la hermana del denunciante, según su hijo terminó descompensada en un policlínico. “Ella ama a los animales como el que más, tiene tres perros”, expresó Frómeta.

La usuaria identificada como Nelida Novas afirmó: “Esto no es la primera vez. Hace poco leí otra publicación igual era en Marianao, ese hombre está acostumbrado”.

“Ya es un asco la maldad hacia los animalitos, Cuba necesita urgentemente una ley de protección y que pongan multas bien fuertes y si siguen incidiendo le den cárcel, porque la violencia es demasiada y los niños están viendo esto y ya están violentos también”, opinó Susy Fuentes.

La usuaria Adanet Egües dijo en los comentarios al post de Frómeta: “no es la primera vez que reportan estas acciones por parte de las personas de los camiones, no me quiero no imaginar que sea por orden de ese maldito gobierno porque si no tendrán que rendir cuentas a los animalistas”.