Cubanos piden liberación de Otero frente a embajada de Cuba en Suecia

Desde el 2 de mayo Luis Manuel Otero está retenido en el Calixto García sin que se le permitan visitas de amigos y acceso permanente a su teléfono móvil.
Suecia-Otero
 

Reproduce este artículo

Un grupo de cubanos residentes en Suecia exigieron este 24 de mayo la liberación del artista contestatario Luis Manuel Otero frente a la embajada de Cuba en ese país nórdico.

Los cubanos recitaron fragmentos de escritos de José Martí que hacen alusión a la dignidad de los que luchan por la libertad y corearon la consigna “Patria y Vida”. Además, pidieron la libertad de todos los presos políticos y del rapero contestatario Maykel Osorbo.

Desde el 2 de mayo Luis Manuel Otero está retenido en el Calixto García sin que se le permitan visitas de amigos y acceso permanente a su teléfono móvil.

A lo largo de las últimas semanas, cuentas de redes sociales asociadas a la Seguridad han filtrado videos que intentan demostrar el presunto bienestar y la recuperación del paciente, pero que consiguen más bien el efecto contrario.

Ante cada nueva filtración, para la sociedad civil independiente y simpatizantes de la lucha de Otero surgen elementos y muestras que apuntan a que éste estaría recibiendo tratamientos psiquiátricos encaminados a destruirlo mentalmente y borrarlo de la lucha política y artística en la isla.

La huelga de hambre y sed del artista fue el detonante de protestas en varias ciudades de Occidente. EE. UU., la Unión Europea, y organizaciones defensoras de derechos humanos exigieron a La Habana que cesara el hostigamiento contra Otero Alcántara y atendiera sus reclamos.

No se sabe exactamente cuál es el estado de salud del artista luego de ser internado, aunque el video de ayer muestra a un Luis Manuel visiblemente recuperado y en mejor estado de salud.

Organizaciones opositoras y medios independientes permanecen a la expectativa, pues no sería la primera vez que un huelguista cubano muere mientras permanecía en instituciones de salud cubanas.

Orlando Zapata, el disidente cubano que murió tras 86 días en huelga de hambre en 2010, también recibió un tratamiento intravenoso similar en el hospital de Camagüey.

Mientras tanto, el rapero contestatario Maykel “Osorbo” Castillo, integrante del Movimiento San Isidro (MSI) continúa en paradero desconocido desde hace más de 72 horas. El artista fue detenido arbitrariamente dentro de su vivienda en La Habana por agentes de la policía del régimen.

Al rapero, uno de los protagonistas del popular tema “Patria y Vida”, tampoco se le ha permitido realizar la llamada telefónica que por ley está estipulada tras ser arrestado. Osorbo fue sacado de su residencia sin ninguna notificación verbal o escrita, que “justificara” su detención.

En el último mes ha tenido un permanente cerco policial que le impide el libre movimiento, ha sido arrestado y su servicio de internet y telefonía móvil interrumpido.