Cubanos arremeten contra Acopio por denuncia de mangos podridos
El funcionario no aclara por qué la Empresa de Acopio Santiago de Cuba solo recoge la variedad de mango mamey y deja que los de corazón, Toledo, de papelina, de hilacha, y otros, se pudran en el campo
Cubanos arremeten contra Acopio por denuncia de mangos podridos en Santiago de Cuba
 

Reproduce este artículo

A inicios de agosto el periódico oficialista Juventud Rebelde daba acuse de recibo a una carta enviada a su redacción por Taimara Esparraguera, quien denunciaba desde el municipio santiaguero Songo-La Maya, que a pesar de la crisis alimentaria, la cosecha de mango se estaba pudriendo debido a la mala gestión del estado.

La respuesta a esa carta la publica este 19 de septiembre el mencionado periódico, y aparece a nombre de Nelson Concepción de la Cruz, presidente del Grupo Empresarial de Acopio.

Una comisión se entrevistó con la intendente municipal, el coordinador de los programas de la Agricultura, el delegado de la Agricultura en funciones y la presidenta de la ANAP en el municipio. Pero no pudo reunirse con Taimara, pues no vive en el territorio. "Es familiar de Rafael Segura Medina, socio de la cooperativa de crédito y servicios (CCS) Luis Ramírez López, a quien sí se entrevistó".

Según Nelson, la campaña de mango se organizó a partir del estimado de abril. "De acuerdo con las cifras fijadas, se aseguraron los envases y la logística. La Empresa de Acopio Santiago de Cuba requirió 10 000 cajas 021 y 160 paletas, que fueron situadas por el Grupo Empresarial de Logística del Ministerio de la Agricultura", y agrega que en el pico de la cosecha se llegó a tener "unas 230 cajas paletas, lo que ayudó a que se 'parletizara' el mango en el campo y los envases quedaran en manos de los campesinos".

En su respuesta, cargada de formalismos burocráticos que nada ayudan a resolver el problema, como suele ser costumbre en los funcionarios del régimen, Concepción de la Cruz no aclara, ni tan siquiera hace mención, por qué la Empresa de Acopio Santiago de Cuba solo se recoge la variedad de mango mamey, como denunciaba Taimara en su carta, y deja que los de corazón, Toledo, de papelina, de hilacha, y otros, se pudran en el campo.

En cambio se limita a decir que la CCS Luis Ramírez López realizó el contrato de insumos productivos con Gelma, pero no incluyó los envases (cajas 021), y que a pesar de no haber efectuado la compra, las autoridades de la Agricultura le aseguraron un nivel de envases para priorizar la campaña del mango. ¿Quién dice la verdad? ¿A quién hay que creerle? Lo único que queda claro en este asunto es que el pueblo continúa llevando la peor parte, víctima de una administración que se caracteriza por no reconocer sus ineficiencias y tratar de responsabilizar a otros de ellas.

Para cerrar, el funcionario dice que la CCS Luis Ramírez López había contratado con la UEB Comercializadora 60 toneladas para la campaña: 30 en mayo y 30 en junio, y entregó cero toneladas en mayom y 4,2 en junio.

"Ello demuestra, señala, que la forma productiva a la que pertenece el campesino incumplió la contratación con Acopio, por lo que se estableció la reclamación comercial, y con ello el inicio del proceso legal", y afirma, que según lo que arrojó la investigación, no tiene razón la queja de Taimara; y así fue notificado a la Delegación Provincial de la Agricultura de Santiago de Cuba.