Más de 53 mil cubanos “interruptos” en La Habana durante la cuarentena
El estado de sitio que vive la capital cubana, en esta segunda ola del coronavirus, ha impactado financieramente a los habaneros, de los cuales unos 53 mil 666 se encuentran interruptos y no perciben la totalidad de sus salarios
Miles de habaneros “interruptos” en la cuarentena
 

Reproduce este artículo

La cuarentena obligatoria que vive la capital cubana, en esta segunda ola del coronavirus, ha impactado financieramente a los habaneros, de los cuales unos 53 mil 666 se encuentran interruptos y no perciben la totalidad de sus salarios por esta condición.

Según datos aportados por el medio oficialista Cubadebate en La Habana “Reciben tratamiento salarial 21 mil 22 madres con niños pequeños en escuela primaria, especial y círculos infantiles, 17 mil 21 adultos mayores en riesgo y 12 mil 942 personas aisladas. Se reportan 53 mil 666 trabajadores interruptos, reubicados 10 mil 182 (19%). Cobran garantía salarial al 100% 15 mil 155 y 26 mil 477 al 60 %”.

Los interruptos o paralizados, no realizan su actividad laboral por diversas razones que atañen a las empresas que les contrataron, pero no pierden el vínculo laboral con la entidad. Durante el primer mes reciben la totalidad de su salario y durante la paralización el 60 por ciento con carácter mensual.

Jorge Luis Villa Miranda, Coordinador del Gobierno de La Habana para los Programas de la Economía informó que las actividades interrumpidas no son imprescindibles para la economía del país.

La llegada de la pandemia del nuevo coronavirus a Cuba agudizó la crisis económica que padecen los cubanos desde hace años. Específicamente en la capital, a tres semanas de la aplicación de severas medidas restrictivas, la situación no hace más que agravarse, aunque los dirigentes del régimen intenten adornar con parafernalias el contexto.

El funcionario antes mencionado dijo que el sistema de planificación que desarrollan en La Habana en estos tiempos “permite asignar recursos escasos con rapidez a las prioridades de la provincia. En este sentido, se han implementado más de 300 medidas de acuerdo a la fase, cuyo efecto apunta a un escenario favorable en el manejo de la situación sanitaria aún frente al rebrote que hoy tenemos”.

Existen en La Habana, según las estadísticas del régimen que siempre atraen dudas, más de 59 mil núcleos vulnerables. Cifra que no impide que la dictadura aplique multas de hasta 120 dólares a quienes incumplen las medidas implementadas desde el 1 de septiembre para frenar el coronavirus.

Desde el inicio de la pandemia se fomentó en la Isla el empleo del teletrabajo. En la capital se estima que unos 120 mil 671 trabajadores laboran a distancia, el 19 % del total y 181 mil 776 (29%) son trabajadores que permanecen fuera de la entidad por diferentes motivos (vulnerables, madres con niños pequeños, interruptos, etc.)

Este mes trascendió que el régimen castrista en un gesto de “humanidad” permitirá a cubanos empobrecidos pagar a plazos las multas por incumplir el decreto 14/20, establecido en la capital cubana, desde el 1 de septiembre, con el fin de castigar fuertemente a quienes infrinjan una serie de medidas restrictivas que mantienen en estado de sitio a La Habana.

Desde el pasado 1 de septiembre la capital cubana se encuentra militarizada y custodiada con el objetivo de que se cumplan las restricciones que impuso el Gobierno para controlar una pandemia que es su responsabilidad.

La Gaceta Oficial No.44 Extraordinaria del 31 de agosto recoge las razones por las cuales un cubano puede ser multado en el contexto de la pandemia en la capital. El decreto 14 De las Infracciones contra la Higiene Comunal y las Medidas Sanitarias para la Etapa de Enfrentamiento a la COVID-19 en la provincia de La Habana tiene como objetivo “incrementar la exigencia, el rigor y el enfrentamiento a conductas de indisciplina y descontrol”.