Cubano y su esposa enfrentan a la justicia guyanesa en caso de estafa millonaria

El desfalco está valuado sobre los 24 millones de dólares, pero dicen los abogados que tienen posibilidades reales de salir airosos
Yuri García Dominguez y su esposa Ateeka Ishmael
 

Reproduce este artículo

Yuri García Domínguez, ciudadano cubano, y su esposa guyanesa, Ateeka Ishmael, fueron acusados este 28 de agosto con más de 19 cargos, supuestamente, por estafar a miles de guyaneses por varios millones de dólares.

La pareja dirigía la empresa, Accelerated Capital Firm Incorporated (ACFI), e inscribió a miles de ciudadanos guyaneses en una plataforma que invertía sus ahorros con el propósito de ganar dinero. Pero todo resultó ser una artimaña.

Domínguez e Ishmael comparecieron en el Juzgado de Paz de Vigilancia donde fueron procesados ayer 27 de agosto ​​por 13 cargos, que los acusaban por obtener $24,7 millones de 13 personas por medio de ACFI.

Se les otorgó una fianza total de $3,9 millones a cada uno y se presentarán a la corte el 18 de septiembre. La pareja también está siendo procesada por otros seis cargos adicionales en el Tribunal de Magistrados.

Mientras, ambos fueron enviados a prisión hasta el 21 de septiembre por estos segundos cargos. Después de la lectura de cargos del jueves, uno de los abogados de la pareja, Dexter Todd, dijo a los periodistas que las perspectivas de éxito en este asunto son muy escasas.

“Lo que ha hecho el estado es imponerse como tercero a un contrato privado y están permitiendo a la fuerza que se forme un proceso penal que no debería ser”, planteó. El caso de la policía es defectuoso ya que el tema no es un asunto penal, sino que de hecho es un asunto civil dado que los denunciantes habían celebrado contratos con la empresa.

El gobierno de Guyana estableció un grupo para investigar las denuncias de fraude y otras actividades delictivas relacionadas con el presunto esquema piramidal e ilegal, operado por ACFI y las personas que invirtieron en la empresa.

Sin embargo, durante la comparecencia ante el tribunal del jueves por la mañana, decenas de personas se presentaron frente al Tribunal de Magistrados de Vigilancia para protestar por la liberación de la pareja. Según el abogado Todd, la presencia de esas personas es testimonio de que tratar con la empresa de su cliente no es una farsa.

“Ha sido un verdadero negocio. La gente ha obtenido el rendimiento de sus inversiones y ha quedado bastante satisfecha”, afirmó.