Cuba tiene 25 profesionales de la salud positivos al coronavirus
El ministro de Salud, José Ángel Portal Miranda, lo confirmó en conferencia de prensa este miércoles. Uno de ellos se encuentra en estado crítico.
Médicos en La Habana en área de enfermos. Foto: Granma

En Cuba 25 profesionales de la salud dieron positivo al nuevo coronavirus, según reconoció el Ministerio de Salud Pública (Minsap) este miércoles.

El ministro José Ángel Portal Miranda informó que 14 médicos, 8 enfermeras, 2 técnicos y un chofer de ambulancia, contrajeron la COVID-19 en la primera línea la lucha contra la pandemia en la Isla. Uno de ellos se encuentra en estado crítico.

El MINSAP reportó 61 casos más de coronavirus en la isla, al cierre de este martes 7 de abril, para un total de 457 infectados.

Han fallecido hasta el momento 12 personas en el país a causa de la COVID-19: un italiano, un ruso y nueve cubanos.

Afirmó que los casos positivos han estado primero en la categoría de “sospechosos”, y que fueron muy pocos los casos que salieron de forma espontánea.

Según se dijo en la conferencia, algunos del personal sanitario enfermaron a partir de “contacto extra hospitalario” y otros por el contacto con pacientes que no aparentaban ser positivos para la prueba de COVID-19, al no mostrar síntomas.

“Los trabajadores de la salud arriesgan sus vidas. Ofrecen su conocimiento y esfuerzo por salvar vidas. Dejan a sus familias. Trabajan por regímenes de 15 días... No es demasiado pedir que nos cuidemos”, dijo el ministro.

“Algunos están también vinculados a violación de normas de seguridad”, aseguró sobre las causas de contagio de los profesionales de la salud.

Según el ministro, todos estos casos forman parte del balance presentado hasta ahora por las autoridades del Minsap, que no dan mayores detalles sobre los contagiados, más allá de su edad y en algunos casos un somera información sobre las condiciones del contagio.

Portal Miranda cree que las medidas tomadas hasta ahora ante el coronavirus en Cuba, han sido las indicadas, aunque afirma que no han sido cumplidas como corresponde.

“La ganancia está en que esas medidas se cumplan”, dijo. “No es momento para medias tintas. La ciudadanía tiene que respetar la ley”.

Las declaraciones del ministro sobre los profesionales sanitarios enfermos coinciden con lo dicho en un audio que circuló recientemente por WhatsApp y redes sociales, en el que una supuesta doctora del Hospital Calixto García -que se identificó como Laura- advertía sobre la urgencia de extremar los cuidados ante lo difícil que les estaba siendo contener el coronavirus en Cuba, contrario a la imagen que difundían los medios de comunicación estatales.

En el mensaje de voz se decía su jefe, de unos 40 años, había resultado positivo al coronavirus y que se encuentra en terapia intensiva.

Citaba, además, el caso de los pacientes que acuden tarde al médico, y puso el ejemplo de una persona que llegó al hospital Fajardo con síntomas respiratorios y falleció porque era ya demasiado tarde.

La supuesta doctora pidió que solo salieran de casa los que tengan que trabajar o comprar comida. Ante las aglomeraciones constantes en las desabastecidas tiendas y mercados, instó a que las personas en las colas guarden una distancia mínima de un metro y medio.

“No es histeria, la gente se está muriendo”, dijo aludiendo a uno de los reparos que el gobierno y sus partidarios han hecho de pronunciamientos crítico y alertas sobre su gestión de crisis.

Según se dijo en la conferencia de prensa, al cierre del día de ayer, en Cuba se encuentran ingresados para vigilancia clínico-epidemiológica mil 732 pacientes. Otras 9 mil 414 personas se vigilan en sus hogares, desde la Atención Primaria de Salud.