Cuba sin frijoles: producirán apenas el 10% de la demanda anual, durante este 2020

La producción de provisiones básicas en la mesa de los cubanos está por el suelo y ahora al arroz, las carnes y vegetales ausentes, se le añade el frijol que según datos oficiales tendrá la peor producción de los últimos años
 

Reproduce este artículo

Por estos meses las noticias sobre alimentos para los ciudadanos de la isla no son nada halagüeñas, menos que de costumbre, y al parecer empeoran con los días. La producción de provisiones básicas en la mesa de los cubanos está por el suelo y ahora al arroz, las carnes y vegetales ausentes, se le añade el frijol que según datos oficiales tendrá la peor producción de los últimos años.

El Ministerio de la Agricultura (Minag) estima que Cuba demanda 70 mil toneladas de frijol cada año, algo que no se satisface porque en los últimos tres se han entregado al balance poco más de 51 mil toneladas. Pero los números del 2020 serán muy por debajo: se debe llegar solo a siete mil toneladas (10%), y hasta hoy hay acopiadas unas cinco mil 800.

La oficialista Agencia Cubana de Noticias (ACN) informó las cifras, al publicar declaraciones de Yojan García Rodas, jefe del departamento de cultivos varios del Minag.

El medio de prensa reconoce que “la presencia del frijol en los mercados estatales cubanos ha ido en decadencia en los últimos meses”, y achaca el desastre a las “afectaciones en el cultivo del grano por falta de fertilizantes y plaguicidas, además de plagas y enfermedades” que habrían diezmado las siembras.

El funcionario García Rodas, como es de esperar, justifica la crisis con el embargo de Estados Unidos. Asegura que las restricciones provocaron la disminución del combustible disponible y la falta de insumos, fertilizantes y pesticidas.

La siembra se redujo a 23 mil 500 hectáreas, de 46 mil planificadas inicialmente. Además, solo fertilizaron el ocho por ciento de los cultivos y al 16 por ciento le añadieron pesticidas. Según el funcionario, la aparición del insecto conocido como “megalurothrips usitatus”, que ataca la flor del frijol, afectó los rendimientos que solo llegaron a 0.6 toneladas por hectárea.

 

 

En total, según el Minag se afectaron más de 13 mil 500 hectáreas en la campaña de frío y fueron “demolidas completamente” siete mil 500.

García Rodas explicó que, para paliar el desastre, se sembró mucho frijol caupí (Vigna unguiculata), más conocido como carita, una legumbre de primavera y por eso más resistente a la plaga del “trips”. En estos momentos, como parte de la campaña de primavera, ya se cosecha una parte de las ocho mil 500 hectáreas sembradas en todo el país.

El directivo afirmó a la ACN que para la entrega al Ministerio de Comercio Interior “se han comprometido dos mil 500 toneladas y el resto que se coseche se distribuirá mediante los mercados agropecuarios estatales y por el sistema de Acopio”.

Otra alternativa que prometen en el ineficiente Ministerio de Agricultura es la introducción este año del garbanzo, con el que se espera sobrepasar las cuatro mil 200 hectáreas sembradas, gracias a importaciones de semillas de Turquía y México de una variedad con rendimientos de 0.9 toneladas por hectárea, informó Enel Espinosa, director de agricultura del Minag.