Cuba reporta 29 nuevos casos de COVID-19

Con cierre al término de este sábado, jornada en la que se registraron 27 altas médicas, Cuba presenta 540 casos activos de coronavirus, de los cuales cinco son reportados como graves y uno está en estado crítico
 

Reproduce este artículo

Las autoridades sanitarias de Cuba reportaron este domingo 4 de octubre 29 nuevos casos de COVID-19, lo que eleva el total acumulado de positivos desde el inicio de la pandemia en la isla a 5 809, 122 de los cuales han fallecido como consecuencia de la enfermedad.

Los casos fueron diagnosticados a partir del procesamiento de 7 538 muestras, para una tasa de positividad de un 0,38 por ciento, detalló en su habitual conferencia de prensa matutina el doctor Francisco Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (Minsap) de la isla.

De acuerdo con las cifras oficiales dadas a conocer por el galeno, con cierre al término de la víspera, jornada en la que se registraron 27 altas médicas, Cuba presenta 540 casos activos de coronavirus, de los cuales 534 presentan una evolución clínica favorable, mientras que cinco son reportados como graves y uno está en estado crítico.

Asimismo, 4 942 pacientes permanecen ingresados en hospitales, 3 609 están bajo vigilancia y 793 en observación por ser sospechosos de un eventual contagio.

De los positivos de la última jornada, 28 son nacionales cubanos, todos contagios resultantes de eventos de transmisión autóctona. La mayoría de los nuevos positivos son de La Habana y Sancti Spíritus, donde se confirmaron 13 y 11 casos, respectivamente.

En la provincia de Ciego de Ávila, la de mayor número de casos en varias de las últimas jornadas, este domingo sólo se registraron cuatro nuevos positivos.

De los casos de la capital, uno es importado: un extranjero que al arribar al país fue aislado y diagnosticado. La dispersión de los positivos en varios municipios habaneros da cuenta de focos de transmisión aún activos, lo que implica extremar las precauciones individuales en el actual escenario de relajación de las fuertes medidas que estuvieron vigentes en La Habana desde el 1 de septiembre.

Para detener el avance de la enfermedad en La Habana, las autoridades del régimen habían decretado el toque de queda desde la referida jornada, pero esta semana anunciaron la eliminación de esa medida y otras, como la prohibición de circulación para vehículos privados.

Este sábado comenzó a circular nuevamente el transporte público y antes fueron eliminadas otras medidas drásticas establecidas para contener el rebrote, aunque se mantiene la prohibición de transporte interprovincial desde y hacia La Habana. 

Según especificó el doctor Durán, en 27 de los nuevos casos se pudo precisar la fuente de infección: 26 fueron contactos de casos confirmados con anterioridad y uno tuvo su fuente de infección en el extranjero. Del total, 16 son casos asintomáticos.

El 11 de marzo se confirmaron los primeros casos positivos de infección de coronavirus en Cuba, con tres turistas de visita en el país, según datos del Minsap. 

A finales de junio comenzó la reapertura de la isla por etapas: primero en provincias y luego en la capital. Sin embargo, semanas después se vio un incremento de casos, que aún se trata de controlar para no demorar la apertura total de una economía frágil, dependiente fundamentalmente de los ingresos que genera el turismo.

Desde el pasado 31 de marzo el primer ministro del régimen, Manuel Marrero, anunció la suspensión total de los vuelos a la isla, lo que significa que ni los cubanos ni extranjeros residentes pueden entrar al país, salvo situaciones excepcionales.

No obstante, desde el 1 de julio el régimen, en busca de liquidez, abrió los aeropuertos de los cayos para recibir turistas. A ellos no se les exige prueba PCR negativa, sino que ésta les es realizada a su llegada y si son positivos se les atiende, cobrándoles.

Siete provincias cubanas y el municipio especial Isla de la Juventud llevan más de tres semanas sin reportar nuevos casos de la enfermedad pandémica, situación que contrasta con la de los otros territorios, especialmente La Habana, Ciego de Ávila y ahora Sancti Spíritus. En el caso de la capital, su situación pudiera quedar explicada por su sobrepoblación y su dinamismo cotidiano, superior al del resto de los territorios de la isla. 

A nivel mundial, la cepa de coronavirus SARS-CoV-2, causante de la COVID-19, ha provocado el contagio de 34 millones 680 261 personas, un millón 29 525 de las cuales han muerto por complicaciones derivadas de la enfermedad, para una tasa de letalidad de la misma de 2,96 por ciento.

Recomendaciones

 

Relacionados