Cuba registra siete muertes por COVID-19 y 712 nuevos positivos

Los casos acumulados desde el inicio de la pandemia ascienden a 951.325, mientras que los decesos reconocidos oficialmente por el Minsap suman 8.230
Cuba registra siete muertes por COVID-19 y 712 nuevos positivos
 

Reproduce este artículo

Las autoridades sanitarias de Cuba informaron este sábado del fallecimiento de siete personas por complicaciones derivadas de la COVID-19, enfermedad cuya propagación se sigue conteniendo en la isla tras meses de un severo rebrote, de acuerdo con las cifras del Ministerio de Salud Pública (Minsap).

En las últimas 24 horas se registraron 712 nuevos positivos en el país, con lo cual los casos acumulados desde el inicio de la pandemia, en marzo de 2020, ascienden a 951.325, mientras que los decesos suman 8.230, según expuso el director nacional de Higiene y Epidemiología del Minsap, Francisco Durán.

El galeno, cuyos datos han sido puestos en entredicho por cubanos dentro y fuera de la isla en reiteradas ocasiones, sobre todo en lo que a fallecimientos y casos activos se refiere, detalló que 12.398 personas permanecen ingresadas en el país por diferentes aspectos relacionados con la COVID-19.

De ellas, 6.555 son personas sospechosas de un eventual contagio y 4.109 son casos confirmados y activos de la enfermedad, 269 menos que los reportados en la jornada anterior tras 974 altas médicas en el último día.

Camagüey fue la provincia con peor situación epidemiológica en la jornada de viernes, con 142 nuevos positivos. Le siguieron Holguín y Villa Clara, con 105 y 82 casos, respectivamente.

De los positivos diagnosticados en todo el país, 112 son menores de edad. De ellos, subrayó Durán, siete son menores de un año y uno es menor de seis meses.

En los servicios de cuidados intensivos permanecen ingresados 105 pacientes, 39 están en estado crítico y 66 son reportados como graves. 

Desde marzo de 2020, 938.929 personas se han recuperado en Cuba de la enfermedad causada por el SARS-CoV-2, según los datos del Minsap.

El 73,3 por ciento de los residentes en la isla que son población apta para ser vacunada contra el virus causante de la COVID-19, cerca de 7,2 millones de personas, había completado hasta el jueves el esquema de vacunación con alguno de los tres inmunógenos de producción nacional aprobados por la autoridad reguladora para su uso de emergencia, ninguno de los cuales ha sido certificado aún por la OMS.

En algunos municipios se ha aplicado la vacuna de la farmacéutica china Sinopharm en su esquema de dos dosis, seguida de una tercera dosis de Soberana Plus, del Instituto Finlay de Vacunas de Cuba.