Bravos toman delantera en Serie Mundial y se ponen a dos victorias de la corona

Fue una noche gélida para los bates de los oriundos de la mayor de las Antillas que militan en los Astros y para todo el equipo en general. Gurriel y Álvarez se fueron de 3-0
Austin Riley empujó una de las dos carreras del encuentro. Foto: EFE
 

Reproduce este artículo

Los Bravos de Atlanta vencieron este viernes a los Astros de Houston en el tercer juego de la Serie Mundial con cerrado marcador de 0-2 y ya están a dos victorias de coronarse, gloria que no conocen desde 1995, cuando derrotaron a los Indios de Cleveland en seis juegos.

Los dirigidos por Brian Snitker hicieron valer su localía en el Truist Park y se apoyaron en un soberbio pitcheo combinado de Ian Anderson, A.J. Minter, Luke Jackson, Tyler Matzek y Will Smith, quienes en conjunto sólo toleraron dos imparables de la ofensiva de la escuadra texana.

El cubano Aledmys Díaz, que salió de emergente, y Alex Bregman fueron los únicos capaces de romper el dominio de los lanzadores locales a partir de la octava entrada, pero sus conexiones no fueron respaldadas por otras similares que pudieran traerlos al plato para igualar el desafío.

Fue una noche gélida para los bates de los oriundos de la mayor de las Antillas que militan en los Astros y para todo el equipo en general. Yulieski Gurriel y Yordan Álvarez se fueron de 3-0, al igual que el otrora salvador venezolano del equipo, José Altuve, quien busca erigirse como el mayor jonronero de las postemporadas.

Por los Bravos, el cubano Jorge Soler no logró conectar en dos presentaciones oficiales en la caja de bateo. Los encargados de traer las únicas dos anotaciones del encuentro fueron Austin Riley y Travis d´Arnaud, con un doblete impulsor y un jonrón solitario en la tercera y octava entrada, respectivamente.

En 39 de las 60 ocasiones anteriores en que los contendientes de la Serie Mundial han empatado 1-1, incluidas seis de las últimas nueve, el ganador del tercer juego ha sido a la postre el campeón.

Los Bravos encaran este sábado y domingo otros dos juegos como locales, que pudieran ser suficientes para coronarse en su casa y evitar la eventual embestida de los Astros en Houston, donde se dirimirían, de ser necesarios, el sexto y séptimo juego de la serie.

La escuadra comandada por Dusty Baker hará todo lo posible por igualar la contienda y llevarla de regreso a casa, con ventaja o no. Para tal fin ya se anunció la presencia este sábado en el montículo del derecho Zack Greinke.

Tags