Yasiel Puig alcanza acuerdo monetario para cerrar demanda en su contra por presunta agresión sexual

El pelotero mantiene su versión de que el encuentro sexual fue consensuado, pero haber seguido con el litigio impediría una rápida reinserción en la "Gran Carpa", según explicó
Yasiel Puig. Foto tomada de su Instagram
 

Reproduce este artículo

El pelotero cubano Yasiel Puig alcanzó un acuerdo monetario para finalizar la demanda en su contra por presunta agresión sexual en 2018, lo que allana el camino a su eventual regreso a las Grandes Ligas del béisbol estadounidense en 2022.

Puig y su equipo legal explicaron en un comunicado divulgado el viernes que en el texto del acuerdo se ratifica la versión del natural de Cienfuegos de que no incurrió en ninguna falta o conducta penalizable, en tanto se trató de “un encuentro consensuado”.

Si bien no precisa monto del acuerdo monetario, el documento recoge que Puig cree que la demandante retendrá 100.000 dólares o menos luego de pagar impuestos y honorarios de sus representantes legales.

“Resolver este caso ahora, en respuesta a los procedimientos de conciliación ordenados por la Corte, le permite a Puig enfocar completamente su tiempo y energía en sus esfuerzos para regresar a las Grandes Ligas de Béisbol en 2022”, subraya el comunicado de los representantes legales del pelotero.

De no haber sido así, explica, la primera audiencia del juicio hubiera sido en mayo de 2022, justo en el ecuador de la temporada.

Al llegar a un acuerdo ahora, Puig deja de incurrir también en gastos legales por el caso, que ya le ha costado más de lo que ha pagado por el arreglo, agrega el documento.

Sobre los motivos que lo llevaron a llegar a un arreglo con la demandante pese a no aceptar los cargos que ésta le imputaba, Puig explicó en sus redes sociales que sólo piensa en el béisbol y el caso entorpecería la temporada venidera.

“He aprendido mucho este año pasado. Aprendí cómo el mundo puede ser muy cruel y cómo puede ponerte en posiciones en las que nunca pensaste que podrías estar. Quería mucho mostrar al mundo mi verdad, pero la batalla estaba llena de burocracia, legalidades y mucho tiempo”, escribió en un post.

Según detalló, proseguir en la batalla legal le llevaría a más gastos y dificultaría su reinserción plena en el béisbol, su principal meta deportiva.

Presunta agresión en juego de NBA

Puig fue demandado en octubre de 2020 por una mujer que asegura fue atacada por él en un juego de la NBA en 2018.

La demandante, anónima e identificada como Jane Roe para proteger su identidad, aseguró que el pelotero la agredió sexualmente en el baño del Staples Center de Los Ángeles el 31 de octubre del 2018, en un partido entre los Lakers y los Dallas Mavericks.

Los cargos que se imputaban al cienfueguero eran “agresión sexual, agresión, infligir intencionalmente angustia emocional, negligencia y encarcelamiento falso”.

Roe alegó que “la obligaron a ir al baño y Yasiel Puig la agarró tratando de quitarle la ropa, tocó sus órganos sexuales durante esta lucha, y finalmente la inmovilizó con un brazo y usó el otro para acariciar su propio pene, exponiéndose, y finalmente eyaculando”.

Según ella, sólo se dirigía al baño de la instalación y no pretendía tener contacto sexual alguno con Puig, una versión diametralmente opuesta a la del cubano, que en todo momento ha defendido que el encuentro fue consensuado.

Posible retorno

El término de la demanda por un acuerdo monetario eleva las posibilidades de que el jardinero y ex Dodger regrese a la Gran Carpa tras una buena temporada en el béisbol profesional de México.

“Caballo Loco”, como se conoce a Puig en el mundillo beisbolero, jugó para El Águila de Veracruz y por su actuación fue nominado al premio de “Jugador defensivo de la temporada”.

Su última temporada en las Grandes Ligas la pasó entre los Rojos de Cincinnati y los Indios de Cleveland, equipos con los que registró un promedio de bateo de 297 y conectó 22 jonrones.