Cuba recibe 22 toneladas de ayuda humanitaria de China

El donativo incluye miles de mascarillas, trajes, guantes y gafas de protección, tests de antígenos y otros artículos necesarios para el trabajo del personal médico
Aeronave con ayuda humanitaria de China. Foto: Facebook de Carlos Miguel Pereira
 

Reproduce este artículo

Cuba recibió otras 22 toneladas de ayuda humanitaria de China para apoyar los esfuerzos de enfrentamiento a la pandemia de COVID-19, que asiste en la isla desde noviembre pasado a su peor rebrote y ha provocado el colapso del sistema sanitario y los servicios funerarios en varias provincias.

El ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca, fue el encargado por el régimen para recibir el donativo, el cual incluye miles de mascarillas, trajes, guantes y gafas de protección, tests de antígenos y otros artículos necesarios para el trabajo diario del personal médico involucrado en la atención a pacientes, según reseñó el portal oficialista Cubadebate.

En el recibimiento de la aeronave, Malmierca calificó la carga como “un verdadero gesto de solidaridad, amistad y cooperación que refuerza la capacidad de la isla para enfrentar la pandemia”, mientras que el embajador chino en La Habana, Ma Hui, aseguró que el gigante asiático continuará ofreciendo donativos de emergencia de suministros médicos, medicamentos y alimentos a la isla, que atraviesa incluso desde antes de la llegada de la pandemia una severa crisis económica.

China ha hecho varios donativos a Cuba para enfrentar la contingencia sanitaria. A finales de julio envió a la nación caribeña 30 ventiladores pulmonares y la pasada semana cedió 150 concentradores de oxígeno.

Además de la carga donada por Beijing, la isla recibió 102 400 jeringuillas enviadas por la comunidad de cubanos residentes en China con el propósito de facilitar la vacunación contra la COVID-19.

El lote, que ya se encuentra en Cuba, está valorado en más de 5000 dólares, según refirió el embajador de La Habana en Beijing, Carlos Miguel Pereira.

Además de China, Cuba ha recibido donativos de países como México, Rusia y Nicaragua, así como de asociaciones civiles de Estados Unidos. Cubanos residentes en diversas latitudes emprenden también varias iniciativas para hacer llegar insumos médicos, medicamentos y alimentos a su tierra natal, abatida por una profunda escasez de comida y otros bienes de primera necesidad.

Ante el volumen de los donativos y el descontento social potenciado por la crisis y las arbitrariedades del totalitarismo, explicitado en las multitudinarias protestas del 11 de julio en más de 60 localidades de la isla, el régimen decidió, de manera inédita en las últimas décadas, distribuir parte de lo recibido gratuitamente entre los núcleos familiares que componen su sistema de comercio interior.