Díaz Balart culpa al régimen por muerte de miembros de la Unpacu

El congresista de origen cubano Mario Díaz-Balart responsabilizó al régimen cubano por las muertes recientes de Pablo Moya Delá y Cristian Pérez Carmenate, opositores miembros de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) desatendidos por los servicios médicos de la dictadura.
Díaz-Balart. Foto tomada de The Hill
 

Reproduce este artículo

El congresista de origen cubano Mario Díaz-Balart responsabilizó al régimen cubano por las muertes recientes de Pablo Moya Delá y Cristian Pérez Carmenate, opositores miembros de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) desatendidos por los servicios médicos de la dictadura.

“Consternado por el fallecimiento de los opositores Pablo Moya y Cristian Pérez, miembros de @Unpacuoficial a manos de la dictadura asesina”, escribió en Twitter el político.

Díaz-Balart también pidió la liberación de todos los presos políticos cubanos, que antes de las protestas del 11 de julio de 2021 eran 150 en las cárceles y hoy superan esa cifra. “Exijo la libertad de todos los presos políticos incluyendo @jdanielferrer, y responsabilizo a la dictadura en #Cuba por estas muertes”, concluyó.

El Departamento de Estado también envió ayer 28 de agosto sus condolencias a la familia del opositor cubano Pablo Moya Delá, fallecido en el hospital Clínico Quirúrgico de Santiago de Cuba.

En un comunicado en redes sociales, la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental dijo que Moya fue “una voz poderosa para los cubanos que buscan la libertad y mayor respeto a los derechos humanos”.

Recordó que el militante de la Unión Patriótica de Cuba fue “enviado a prisión injustamente” por protestar “de manera pacífica”.

Dos integrantes de la Unpacu mueren en Cuba

Con solo cuatro días de diferencia, fallecieron los disidentes Mota Delá y García Carmenate, ambos víctimas del sistema de salud cubano.

En el caso de Moya Delá, de 65 años, murió el pasado 26 de agosto a causa de una infección bacteriana en el hospital Clínico Quirúrgico de Santiago de Cuba donde se encontraba desde principios de mes para tratar las secuelas de una huelga de hambre en prisión.

Su estado de salud obligó a las autoridades a otorgarle una licencia extrapenal, luego de permanecer recluido desde octubre de 2020 en la cárcel de Boniato, localidad ubicada a 8 kilómetros de la cabecera provincial de Santiago de Cuba.

Su hijo Daineris Moya García informó a ADN Cuba que un médico clínico, de apellido Gallego, le confirmó que su padre había adquirido una bacteria en la sala 5B del hospital Clínico Quirúrgico.

"El doctor me dijo que ya había rebasado la situación estomacal y solo quedaba alimentarse con antibióticos. Pero tenía una fiebre de 39 que no se le bajaba", contó Moya García sobre la situación de salud de su padre.

"Los médicos carecen de medios de seguridad; muchos trabajan sin guantes, y el que tiene un solo guante, pasa por todos los pacientes", añadió.

El coordinador y miembro de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) Cristian Pérez Carmenate, de 48 años, falleció estele 22 de agosto en Las Tunas tras meses de falta de medicación para el cáncer en los huesos que padecía.

La información en redes fue dada por la activista Ana Belkis Ferrer García quien expresó el sentido pésame a la madre del opositor y ex preso político, Yolanda Carmenate.
 “Otro crimen perpetrado por la dictadura Castro Canel comunista, víctima de torturas, brutales golpizas, injusticias, arbitrariedades, amenazas, negación de asistencia médica, y crueldades de todo tipo”, escribió la activista Ana Belkis Ferrer.

En junio pasado trascendió que Pérez Carmenate necesitaba con urgencia una visa humanitaria para ser tratado en Estados Unidos. Presentaba desnutrición y estaba sin medicamentos desde hace casi dos meses para el tratamiento del cáncer en los huesos. 

La madre del opositor, Yolanda Carmenate, detalló a Radio Televisión Martí, que no recibía el tratamiento médico que necesita y no existían fármacos necesarios en el Hospital General Ernesto Guevara de la Serna, en la ciudad de Las Tunas.

Carmenate, informó que pesaba menos de 100 libras. Denunció que tampoco habían ambulancias disponibles para llevarlo al hospital.