Cuba a la zaga de América Latina en el mapa de la libertad de prensa

La isla "sigue siendo, año tras año, el país peor calificado de Latinoamérica en materia de libertad de prensa", asegura en su informe 2021 la organización Reporteros Sin Frontera.
Libertad-Prensa
 

Reproduce este artículo

Cuba ocupó el lugar 171 de 180 países en la edición 2021 de la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa que establece Reporteros Sin Fronteras (RSF).

RSF asegura que el régimen agrede, encarcela y difama a los periodistas independientes. Un clima general de sospecha hacia el ejercicio libre de la prensa es esparcido por los medios oficialistas, controlado por el partido único (comunista).

“Los periodistas cubanos y venezolanos están bajo la presión constante de gobiernos que utilizan todos los medios posibles para censurar los medios de comunicación independientes”, asegura el informe de la ONG, con sede en Estados Unidos.

Por debajo de Cuba, se encuentran solamente los “casos perdidos” del planeta, como China, Corea del Norte, Laos y Eritrea, entre otros.

“Cuba sigue siendo, año tras año, el país peor calificado de Latinoamérica en materia de libertad de prensa. El régimen cubano mantiene un monopolio casi absoluto de la información e intenta obstaculizar por todos los medios el trabajo de la prensa independiente: detenciones arbitrarias, amenazas de encarcelamiento, persecución, acoso”, agrega el texto.

Todo esto forma el día a día de los periodistas que no siguen la línea oficial del castrismo. A los blogueros y periodistas independientes se les mantiene bajo vigilancia de agentes que intentan restringir su libertad de movimientos y que no dudan en interrogarlos y borrar la información que tienen en su poder.

Las autoridades también controlan el trabajo de los periodistas extranjeros: otorgan acreditaciones de prensa de forma selectiva y expulsan a los reporteros que consideran “demasiado negativos” frente al régimen.

La mejora progresiva de la cobertura de internet en la isla es uno de los pocos motivos de esperanza para el futuro de la libertad de prensa en Cuba.

 

Acoso contra colaboradores de ADN Cuba

 

Casi cada semana, reporteros adscritos a la constelación de medios independientes que intentan contrarrestar el monopolio informativo del Partido Comunista son intimidados o injustamente sometidos a violaciones de sus derechos.

Luego de varios días sitiados por agentes de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) y la Seguridad del Estado, varios colaboradores de ADN Cuba confirmaron el 19 de abril que continúan cercados por el régimen, y no les permiten salir de sus hogares.

En esta situación, que incluye cortes totales y parciales de internet, se encuentran los activistas y reporteros ciudadanos Héctor Luis Valdés Cocho y Esteban Rodríguez; el escritor Francisco Correa y su esposa Yunia Figueredo, ambos colaboradores de este medio; el escritor, periodista independiente y líder musulmán Abu Duyanah; así como el científico y activista Oscar Casanella, quien escribe artículos de opinión en ADN Cuba.

Desde mediados de la semana anterior, los órganos de seguridad del Gobierno acosan y cercan a varios colaboradores de ADN Cuba y otros medios, situación represiva que, según dijeron, se extendería hasta que termine el Congreso del Partido Comunista.