Régimen interroga a periodista Claudia Montero: “era la Contrainteligencia Militar”

Cuba es el país de América con menos libertad de prensa y octavo a nivel mundial, según el listado de 2022 de Reporteros Sin Fronteras.
Periodista cubana Claudia Montero. Foto: Facebook
 

Reproduce este artículo

Claudia Montero, reportera del medio independiente CubaNet, denunció haber sido interrogada por la Contrainteligencia Militar (CIM) cuando acudió este lunes a una citación policial en La Habana.

“En esta ocasión me hicieron saber que quien me interpelaba no era la Seguridad del Estado sino la CIM y que el motivo era conocerme un poco más, crearse un criterio de mí”, dijo la periodista independiente, tras el encuentro en la unidad de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), ubicada en Zapata y C.

La CIM es un organismo dedicado al “contraespionaje”, adscrito al Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (Minfar), y que también ejerce de policía política dentro del ejército; mientras que el Departamento de la Seguridad del Estado pertenece al Ministerio del Interior (Minint).

Montero declaró a CubaNet que ella hizo silencio durante casi todo el interrogatorio. Las preguntas de los militares estaban relacionadas con su relación con Camila Acosta, otra periodista del medio independiente. También la cuestionaron por supuestas reuniones organizadas en la casa de Fabio Corchado, pareja de Claudia.

“Respondí lo relacionado con mi graduación de Periodismo y con mi trabajo dentro del oficialismo, información que ellos saben desde hace rato. También me preguntaron sobre mi operación de la vesícula y sobre encuentros de ‘contrarrevolucionarios’ en casa de mi pareja, donde vivo”, explicó Montero.

“Los oficiales Carolina y Rafael, que imagino no sean sus verdaderos nombres porque cuando les dije que se presentaran lo pensaron varios segundos, estaban interesados en saber qué yo creía sobre el Gobierno cubano. Sin embargo, seguí usando mi derecho a no declarar”, afirmó la periodista.

Según Claudia Montero, los militares hicieron hincapié en el nuevo Código Penal, que entrará en vigor próximamente, y su artículo sobre el “mercenarismo”. La amenazaron con llevar a interrogatorio a su pareja.

Montero y Corchado fueron sometidos a reclusión domiciliaria durante los últimos seis meses, tras ser instruidos por el supuesto delito de desórdenes públicos. “Yo les pregunté sobre mi proceso y el de Fabio y me dijeron que ya había terminado, pues una vez que se cerró el caso de Camila Acosta, el de nosotros también había concluido porque éramos parte de esa investigación”.

 


Cuba es el país de América con menos libertad de prensa y octavo a nivel mundial, según el listado de 2022 de Reporteros Sin Fronteras (RSF). Ubicada este año en el puesto 173, la isla bajó dos lugares con respecto a 2021, cuando se encontraba en el 171.

“Las televisiones, radios y periódicos están estrechamente vigilados por el Estado, y la prensa privada sigue estando prohibida por la Constitución”, indica RSF.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) recientemente condenó la aprobación por el Parlamento de Cuba, a petición del régimen comunista, de un nueva Código Penal, porque “podría dañar gravemente al periodismo independiente”.

“Estamos alarmados por la aprobación del nuevo Código Penal de Cuba, que criminaliza aún más el trabajo de los periodistas independientes en la isla al prohibir el financiamiento extranjero y pone en grave riesgo su existencia y sostenibilidad”, declaró Ana Cristina Núñez, directora general de América Latina y el Caribe del CPJ, en un comunicado.

La legislación prohíbe a los ciudadanos cubanos recibir fondos extranjeros y amenaza con sentencias de hasta diez años de prisión por este motivo. Podría usarse para silenciar a los medios y periodistas independientes que dependen de este tipo de financiamiento para operar, como documentó el CPJ en un informe.