Delicias castristas: mortadella de pollo “enriquecido” con moringa

Prodal cumple uno de los deseos del exdictador Fidel Castro antes de morir: añadir moringa a cualquier alimento en Cuba para supuestamente elevar sus propiedades nutritivas
Fotomontaje de Fidel Castro sembrando moringa y mortadella de Prodal
 

Reproduce este artículo

Entre los alimentos ofertados por el régimen comunista a los cubanos está la mortadella de pollo “enriquecido” con moringa, denuncia en redes sociales un usuario que rechaza la receta de la estatal Empresa Productora de Alimentos (Prodal).

“Mira, esta es la m… que [ofrecen] Díaz-Canel y todos los sing… dictadores estos que están en el poder, y esta descarada de Mariela Castro diciendo ahora que el pueblo resista: ¡jamonada enriquecido con moringa!”, criticó en redes sociales Ale L. García.

Según se observa en un video publicado el 30 de diciembre, la etiqueta del producto indica que es elaborado y distribuido por una fábrica de La Habana perteneciente a Prodal. La empresa cumple uno de los últimos deseos del exdictador Fidel Castro antes de morir: añadir moringa a cualquier alimento en Cuba para supuestamente elevar sus propiedades nutritivas.

En los últimos años de vida, Castro se retiró a una finca de La Habana donde sembró moringa y otros cultivos. Desde allí aleccionaba en los medios de prensa controlados por el Partido Comunista sobre supuestos hallazgos suyos que ayudarían a elevar la producción de alimentos en la isla donde hay una aguda escasez.

Tras la muerte del líder, los dirigentes del régimen castrista han elogiado los planes de Fidel con la moringa e incluso los pusieron en marcha, sin que esto signifique más comida en las mesas cubanas.

El viceprimer ministro Jorge Luis Tapia Fonseca dijo en julio de 2020 que “la comida animal, también es fundamental, porque de ella depende luego el crecimiento de la masa y la obtención de leche y carne para la población, y en ese sentido tenemos una deuda con el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, impulsor en Cuba del programa de plantas proteicas”.

En marzo de 2021, el primer ministro Manuel Marrero afirmó en Twitter que la moringa es una alternativa “en la cría de cerdos de capa oscura y conejos”, tras un recorrido por criaderos de animales que no disponen del pienso idóneo.

En este movimiento Prodal, también conocida por vender “croquetas explosivas”, marcha a la cabeza. Desde enero de 2020 anunció que sacaría “al mercado una nueva línea de productos reforzados con moringa a partir de sus aportes nutricionales”.

Por aquellos días el colectivo de la empresa estatal socialista trabajaba en productos “como el filete de pechuga marinado, masas de pollo en adobo criollo, salchichas y croquetas”, todos ellos “enriquecidos con moringa”, dijo la especialista principal de ventas, Marianela Díaz, en declaraciones a la emisora oficial Radio Rebelde.

Según Díaz, estaban en fase de aprobación de las licencias sanitarias y también en la “conformación de los precios” de los alimentos con moringa.

La emisora agregó que Prodal cuenta en la actualidad con “47 surtidos con una producción que rebasa las 65 toneladas diarias”. Una reseña disponible en el sitio web de la empresa, asegura que Prodal –dedicada a la elaboración de alimentos a partir de carne de aves, pescados, mariscos– lleva más de 40 años satisfaciendo “las exigencias de un mercado altamente competitivo”.