Cumplen sueño de Fidel Castro: alimentarán vacas con moringa, esperemos la carne

Lo nuevo de ese retablo esperpéntico en que se ha convertido el régimen, y su gran obra tragicómica llamada Ministerio de Agricultura es que, en Camagüey alimentarán a sus exiguas reses con moringa, a falta de pienso
Vaca flaca y un anciano Fidel Castro. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Lo nuevo de ese retablo esperpéntico en que se ha convertido el régimen, y su gran obra tragicómica llamada Ministerio de Agricultura es que, en Camagüey –décadas atrás la mayor provincia ganadera de Cuba–, ahora alimentarán a sus exiguas reses con moringa, a falta de pienso.

El árbol originario del norte de la India, que obsesionó al exdictador Fidel Castro en su retiro al punto de sembrarlo en su mansión como un verdadero “Comandante Moringa”, será usado para “incrementar la siembra de alimento animal, en especial, de plantas proteicas” –según la prensa estatal–, y así “lograr altos rendimientos en la rama pecuaria y favorecer a la población”. ¿Será un esfuerzo último por cumplir la promesa del vaso de leche hecha por el tiranuelo Raúl? Entre Castros anda la carne, muy lejos del ciudadano pobre.

Fíjese si es serio este ¿nuevo? esfuerzo decisivo por alimentar a los cubanos, que las palabras arriba transcritas fueron dichas por el viceprimer ministro Jorge Luis Tapia Fonseca.

Contento por el plan para lograr “la importación de menos recursos”, Tapia anduvo hablando de esto y otras ideas salvadoras de la economía cubana durante dos días de visita en el Camagüey. Y hay que verlo, junto a su cohorte de funcionarios, muy serios y panzudos sobre un comedero de reses, a los que arrojaron unos hierbajos para la foto.

Dirigentes del régimen supervisan avances de la moringa en Camagüey. Foto: Radio Cadena Agramonte

Dirigentes del régimen supervisan avances de la moringa en Camagüey. Foto: Radio Cadena Agramonte


La radio de propaganda local, publicó que “en su segunda jornada de recorrido por la demarcación comprobó el funcionamiento de un secadero horizontal de plantas proteicas empleando biomasa para la producción de pienso con destino a la alimentación animal”.

La máquina, aún en fase de prueba, es fruto de la inventiva de un obrero jubilado, José Menéndez, quien ideó el avance que “se alista en estos momentos en la sucursal de la Empresa de Servicios Técnicos Industriales (ZETI), donde también otros equipamientos son decisivos para garantizar las zafras”.

Tapia Fonseca se llegó hasta la Finca de Producciones Varias de la sucursal de la Empresa de Logística y Servicios (AZUMAT), del Grupo AzCuba, localizada en el municipio de Florida. Allí quedará emplazado el secadero de “plantas proteicas”, por lo que se requiere fomentar significativamente la siembra de estas variedades como la moringa, morera y titonia.

El dirigente hizo aportes significativos a la agronomía, diciendo palabras nunca antes escuchadas y menos de boca de un jerarca castrista: “La comida animal, también es fundamental, porque de ella depende luego el crecimiento de la masa y la obtención de leche y carne para la población, y en ese sentido tenemos una deuda con el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, impulsor en Cuba del programa de plantas proteicas”.

Según la prensa partidista, “la alimentación animal constituyó un aspecto al que instó revitalizar, sobre todo a partir de las plantas proteicas, ello sin descuidar el fomento de cultivos varios, en tierras de grandes potencialidades como el polo Santa Justa- Las Vegas para el suministro a la población”.

Pero a pesar de iniciativas, sueños cumplidos de Fidel Castro y discursos del compromiso de la “Revolución” con el bienestar de sus súbditos, los ciudadanos siguen sin acceso a las carnes, a la leche, a los vegetales…