Marrero recomienda uso de la moringa, la "planta milagrosa" de Castro

El régimen continúa insistiendo en el cultivo de moringa, solo porque fue una idea del dictador Fidel Castro, pero principalmente como sucedáneo en el alimento animal.
Marrero recomienda el uso de la moringa, la "planta milagrosa" de Castro
 

Reproduce este artículo

El eslogan del presidente Miguel Díaz-Canel, "somos continuidad", bien pudiera traducirse como "el show debe continuar", porque eso es el castrismo, un show, una bufonada de mal gusto, el hazme reír de la región.

Con eso como premisa los funcionarios del régimen continúan insistiendo en mantener vivas las ideas del fallecido dictador Fidel Castro sin importar que hayan sido un fracaso o una aberración, como en el caso del cultivo de moringa, planta que es utilizada principalmente por las empresas estatales en la alimentación animal, pero como sucedáneo, casi siempre para aumentar la producción de piensos.

En este sentido el primer ministro del régimen, Manuel Marrero Cruz, el pasado 28 de marzo realizó una publicación en su cuenta de la red social Twitter, donde alega que la moringa es una alternativa "en la cría de cerdos de capa oscura y conejos", como parte de un recorrido realizado a varios criaderos donde se alimentan a estos animales, por no disponer de los alimentos idóneos, con plantas proteicas principalmente.

De inmediato los medios de prensa y propaganda del régimen se hicieron eco de las palabras de Marrero, y un ejemplo es esto es un artículo publicado por el oficialista periódico Granma, donde se afirma que el uso de la moringa en el país está abalado por la ciencia, en referencia a supuestos estudio realizados como parte de la obsesión de Fidel Castro por esta planta.

"Aunque tradicionalmente se ha reconocido que alimentos como maíz, trigo y soya benefician el crecimiento de los animales, la ciencia también ha demostrado el alto valor nutricional de las plantas proteicas", escribió Granma en su versión digital.

Hay que señalar que el régimen no cuenta con el alimento necesario para la producción animal, por no disponer de recursos financiero para adquirirlo en el mercado internacional, a consecuencia de la profunda crisis económica por la que atraviesa desde hace casi tres años.

Ante esto a los productores cubanos no les ha quedado más alternativa que echarle mano a lo que aparezca, y junto a la moringa también cultivan morera, tithonia y cratylia argéntea, plantas que siempre tienen que mesclar con algo de maíz, o soya, para procurar que los estragos por falta de alimentos en la ganadería sean menores.